Al menos 15 inmuebles han sido incautados por autoridades en Lázaro Cárdenas, Tumbiscatío, Apatzingán y Múgica
Las autoridades mexicanas incautaron al menos 15 residencias, ranchos y negocios propiedad de integrantes del cártel de Los Caballeros Templarios en Michoacán, informó la Procuraduría de Justicia estatal.

La institución indicó que estos inmuebles se suman a otros 74 que han sido requisados a la banda desde 2014 y que en conjunto tienen un valor de más de 500 millones de pesos.

La oficina de Alfredo Castillo Cervantes, comisionado federal para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, informó que la operación fue realizada por policías federales y estatales en los municipios de Múgica -conocido como Nueva Italia- y Parácuaro, dos bastiones de la organización criminal.

La fiscalía estatal reveló que nueve propiedades fueron descubiertas en el poblado rural conocido como Antúnez, en Parácuaro, y serían propiedad de Mario Alberto Rodríguez Román “el Tucán”, jefe de sicarios de los Templarios.

Entre estos inmuebles se encuentra un rancho llamado “Ilusión”, así como diversas residencias y locales comerciales que eran utilizados para distintas actividades criminales.

Rodríguez Román fue detenido tras diversas investigaciones en un bar de Ciudad de México por fuerzas federales el 20 de octubre de 2014.

En Múgica, los policías confiscaron tres inmuebles que estarían relacionadas con Enrique Plancarte Solís “Kike Plancarte”, número dos en la línea de mando del cártel y quien fue abatido por fuerzas federales el 1 de abril del año pasado en el estado de Querétaro.

Se trata de dos residencias y un complejo de locales comerciales que incluyen un gimnasio y una negocio de venta de materiales para la construcción.

Las autoridades informaron de que una de las residencias fue utilizada por Melisa Plancarte, “la Princesa de la Banda”, hija del capo, para grabar un videoclip de música regional mexicana a través de una productora que operaba con recursos del tráfico de drogas.

En 2014 las fuerzas federales y estatales incautaron 74 residencias, ranchos, negocios, gasolineras, un centro de espectáculos, un hotel y hasta un “tribunal”

En 2014 las fuerzas federales y estatales incautaron 74 residencias, ranchos, negocios, gasolineras, un centro de espectáculos, un hotel y hasta un “tribunal” que era utilizado por Nazario Moreno González “el Chayo”, entonces líder del cártel, para decidir quién de los enemigos de la organización criminal debía morir.

Estos inmuebles se ubican en los municipios de Lázaro Cárdenas, Tumbiscatío y Apatzingán. Estos dos últimos integran con Parácuaro y Múgica la región de Tierra Caliente.

Nazario Moreno fue abatido en marzo de 2014 en una zona montañosa del municipio de Tumbiscatío, por lo que Servando Gómez Martínez “la Tuta” asumió el control de la organización criminal.

El Gobierno federal ofrece una recompensa de 30 millones de pesos por quien brinde informes que faciliten la captura de “la Tuta”

Deja un comentario

Login