Obligado por las críticas a la versión “ligth” de las declaraciones patrimoniales de su gabinete y ante la insistencia de Apro, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal, detalló el valor de algunas de sus propiedades y los saldos de sus cuentas bancarias.

Al concluir un foro en el Centro Woodrow Wilson de esta ciudad –donde acudió en gira de trabajo de dos días– y cuestionado por el corresponsal de Proceso, el mandatario capitalino admitio:

“Tengo en una cuenta bancaria 800 mil pesos; en otra, unos dos millones de pesos”.

–¿Y cuánto vale su casa? –se le insistió.

–Dos millones de pesos la casa, tengo un departamento de dos y medio millones de pesos y otro de tres millones y medio de pesos –respondió.

Los valores de estas propiedades fueron los únicos que compartió el jefe de gobierno.

Sin embargo, según la versión pública de su declaración patrimonial entregada a la Contraloría General del DF, el exprocurador capitalino es dueño de una casa en copropiedad, cuatro departamentos –uno también en copropiedad–, dos locales comerciales, así como inversiones en organizaciones privadas y bancarias con “saldos variables”.

En el documento que él mismo autorizó para su publicación, declaró no tener vehículos propios ni gravámenes o adeudos.

“¿Para qué quieren saber?”

Previo a esta entrevista, Miguel Ángel Mancera aseguró que los funcionarios públicos no deberían dar a conocer los saldos de sus cuentas bancarias o el valor de sus propiedades, “por razones de seguridad”, al aludir que la transparencia pudiera abrir posibilidades futuras de asaltos o extorsiones.

“Hoy tu sabes cuántos departamentos tiene (un funcionario), cuántas casas tiene y cuántos coches tiene. Pero revelar los montos es un paso un poquito más complicado, ahí lo que la propia ley protege son cuestiones de seguridad”, justificó en conferencia.

El mandatario capitalino continuó: “Si en este momento me dicen ‘dame tu número de cuenta y dime cuánto tienes’, entonces yo pregunto que para qué lo quieren saber”.

Ayer, la Contraloría General del DF difundió las versiones “light” de las declaraciones patrimoniales que hizo el gabinete legal y ampliado por orden del mismo Mancera el 9 de diciembre pasado.

En ellas, los funcionarios dieron cuenta de casas y departamentos propios en la ciudad o de descanso en otros estados del país, comprados a contado o con créditos del Fovissste, autos y camionetas del año, cuentas de banco con capital “variable” y en casas de bolsa, locales mercantiles, inversiones y joyas.

Sin embargo, lo hicieron sin incluir detalles y el costo de los mismos.

Deja un comentario

Login