A nueve años de dejar el poder, Marta Sahagún de Fox asegura que tiene la conciencia tranquila y asegura que nunca soñó con ser presidenta de México.

En una entrevista concedida a la revista del corazón Quién, la exprimera dama –cuyos hijos Manuel y Jorge Bribiesca Sahagún gestionaron contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) por 5 mil 929 millones de pesos para favorecer a la empresa Oceanografía SA de CV, entre 2002 y 2006– sostuvo que cuando Fox fue presidente de México, el proyecto de ella fue “compartir mi vida entera con mi marido y estar aL lado de él en todo lo que estuviera por venir”.

Sin embargo, resaltó, “no estaba dispuesta a convertirme en adorno de Los Pinos, ni a caminar simplemente como sombra detrás de Vicente”.

En el interior del Hotel Hacienda San Cristóbal, en Guanajuato, donde el expresidente Vicente Fox pasó su infancia, Marta Sahagún admitió que siempre le ha gustado la política “y en momentos he tenido indecisiones, pero nunca soñé con ser presidenta de México”.

Lo negó rotundamente, pero en mayo de 2006 Alfonso Durazo, exsecretario de Fox, acusó al entonces presidente por la “traición al proyecto de cambio”, por anteponer los intereses de Sahagún en sus intentonas de ser candidata presidencial.

Adolfo Aguilar Zinser, ya fallecido, también hizo mofa de las pretensiones de la consorte y calificó de “chiste cruel” que fuera la próxima presidenta de la República.

Incluso senadores panistas le pidieron que dejara Los Pinos y se divorciara si pretendía aspirar a la primera magistratura, y Manuel Espino, expresidente nacional del PAN, consideró antiético que Martha Sahagún continuara con el juego de negarse a aclarar si contendería por la Presidencia cuando la gestión de su esposo llegara a su fin.

En la entrevista con Quién, la exprimera dama aseguró que llegar a Los Pinos “sencillamente significaba una etapa más de nuestra vida (de Vicente Fox y de ella). Es importante considerar que la Presidencia dura seis años, y ese tiempo en la vida de una persona es muy poco, por eso hay que aprovecharlos al máximo para servir”.

También se refirió al escándalo de la “casa blanca” localizada en Sierra Gorda 150, en Lomas de Chapultepec, que dejó mal parada a la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, a quien manifestó su apoyo.

“Lo único que yo puede decir es que tiene todo mi apoyo y respeto total (Angélica Rivera). Tanto a su persona como a su familia les deseo mucha fortaleza y mucho ánimo. Cada quien tenemos nuestras propias circunstancias, así que me parece que no puedo aconsejar nada, simplemente le diría que la vida hay que vivirla plenamente, hay que ser felices, no solamente exitosos”, subrayó.

Cuestionada sobre las aspiraciones de la exprimera dama Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, Sahagún manifestó que “es su decisión, yo respeto las decisiones de los demás. Margarita es una gran mujer, muy inteligente”.

Sobre la Fundación Vamos México, dijo que hubo quien aseguró “que era mi juguete por seis años”. Ante eso, agregó, “hice oídos sordos, pues sabía que era un proyecto que Vicente y yo íbamos a compartir por el resto de nuestras vidas”.

Deja un comentario

Login