José Ascensión Chon Orihuela Bárcenas, candidato único del PRI al gobierno de Michoacán, culpó de la actual crisis que vive la entidad al “largo conflicto” entre el expresidente Felipe Calderón y el exgobernador Leonel Godoy Rangel por lo que, de antemano, vaticinó la derrota de sus contrincantes, la panista Luisa María Calderón y del perredista Silvano Aureoles.

Ambos contienden por segunda vez por el cargo que perdieron ante el priista Fausto Vallejo Figueroa, quien fue destituido del cargo argumentando motivos de salud luego de que su hijo fuera encarcelado por sus presuntos nexos con el líder de los Caballeros Templarios, Servando Gómez, La Tuta.

Sin embargo el precandidato priista dijo estar seguro del triunfo de su partido en las elecciones el próximo 7 de junio y culpó de la situación actual del estado al PAN y PRD.

“Yo no la veo tan dura (la contienda electoral) porque ellos (sus adversarios) están acostumbrados a perder”, dijo en una entrevista con Imagen Radio.

Según el priista, actualmente en Michoacán se vive la secuela de “una larga etapa de conflicto” entre Calderón y Godoy, que provocó una división “tremenda” en el estado y “una diferencia de óptica, de percepción del gobierno” porque a los michoacanos se les dijo que le iba a ir muy bien a Michoacán y “terminamos con un grave problema financiero, déficit presupuestal, de seguridad pública y de desarrollo de nuestro estado.”

El actual senador afirmó que las encuestas en el estado dan como ganador al PRI, aunque advirtió que para garantizar el triunfo su partido debe estar unido.

“Estamos seguros que cuando el PRI camina con unidad, tiene amplias posibilidades de triunfo”, aseguró.

El precandidato priista no quiso pronunciarse sobre la presencia del comisionado para la Seguridad y Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, y se limitó a comentar que en la medida que se avance en la reconstrucción del tejido social, su participación deberá irse diluyendo.

“No me puedo pronunciar si en este momento se tiene que ir el comisionado. La figura de un comisionado es extraordinaria, que no debe ser permanente (…) Espero que esa etapa tan compleja, con violencia, impunidad, la podamos superar.

“Nadie duda que (sobre) los problemas de hace tres o cuatro años, estamos en otra etapa. Reconozco que seguimos teniendo problemas, pero tenemos que decir que están acotados (…) Espero que la figura del comisionado, en la medida que se está reconstruyendo el estado de derecho, tendrá que irse diluyendo”, confió.

Orihuela Bárcenas fue designado como candidato de unidad, tras un encuentro que de varias horas del dirigente nacional del PRI, César Camacho, con quienes aspiraban a la nominación: Jaime Darío Osegera, Víctor Manuel Silva, Alfredo Anaya Gudiño, Wilfrido Lázaro Medina Adrián Huerta Leal y Ascensión Orihuela.

Tras pulsar los ánimos entre los priistas de la entidad, se decidió que el exalcalde de Zitácuaro reúne “el mejor perfil” para participar en el proceso.

Además, en un comunicado, el CEN del PRI señaló que el resto de los aspirantes “se comprometió a respaldar la candidatura del senador Orihuela y a trabajar juntos por el bienestar de los michoacanos”.

El próximo domingo, Orihuela, quien ya solicitó licencia para separarse por tiempo indefinido del cargo como senador, se registrará como candidato de unidad por parte del PRI y el PVEM.

El priista nació en Zitácuaro, de donde fue presidente municipal en el trienio 1984-1986. Entre 1992 y 1994 fue presidente estatal priista; diputado federal de 2006 a 2009, y obtuvo la senaduría en 2012.

Deja un comentario

Login