Hay personas que no están interesadas en que el INE se dote de un sistema transparente, independiente y seguro de fiscalización de partidos, acusa la empresa.

Después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) anunciara que se decidió rescindir un contrato con la empresa Scytl México por no entregar un módulo de contabilidad pactado para el 14 de diciembre pasado, la empresa referida anunció que interpondrá las acciones legales oportunas contra la dependencia electoral.

En un comunicado, el INE informó que desde que la entrega del módulo referido no se hizo en la fecha convenida, se inició un proceso de valoración a partir de aspectos técnicos en materia de fiscalización, tecnológicos, administrativos y legales, con el fin de identificar las implicaciones de dicha falta.

Asimismo, la dependencia señaló que esta empresa que efectuaría el Sistema de Contabilidad en Línea, no presentó a la fecha ningún avance significativo en el primer modulo.

Al respecto, Scytl ha anunció que interpondrá acciones legales contra del INE por cancelar arbitrariamente el contrato, toda vez que fue objetivamente inviable poder hacer una entrega parcial del sistema por parte de Scytl el 14 de diciembre de 2014 debido al retraso en la definición de los requerimientos funcionales por parte del INE, lo cual sin embargo no afecta a la entrega final del sistema del 3 de marzo de 2015, tal y como se tenía pactado.

La empresa de voto seguro por Internet y tecnología de modernización electoral acusa que “hay personas que no están interesadas en que el INE se dote de un sistema transparente, independiente y seguro de fiscalización de partidos que cumpla con la ley, lo que ha generado interferencias en el proyecto”.

Agregó que es claro que existe una restricción de tiempo para que el INE desarrolle un sistema que no sea el que ya contrató con Scytl.

“Estas dos razones: el cortar arbitrariamente el contrato de Scytl y proponer como plan alternativo un sistema que no cumple con la ley, da paso a dudas y alegaciones que son razones meramente políticas las que han llevado a esta decisión”.

Declaró que si el INE realmente tuviera la voluntad de contar con un sistema que cumpliera con la legislación vigente no hubiera cortado el contrato con Scytl con tanta premura y hubiera permitido entregar el sistema el 3 de marzo tal y como estaba ya convenido.

Finalmente la empresa concluye que ha cumplido con todos los requisitos del contrato firmado el 30 de septiembre del 2014 y mantiene su compromiso de entregar el sistema finalizado el 3 de marzo de 2015 para el periodo de campañas por lo que considera totalmente arbitraria la cancelación del contrato e interpondrá las acciones legales oportunas contra la dependencia electoral.

Con información de Bussines Wire y La Jornada

Deja un comentario

Login