Un sujeto que portaba un arma de fuego amenazó a empleados y se llevó dinero en efectivo

Violento robo a una sucursal bancaria se registró en una plaza comercial situada sobre Avenida Universidad, en la ciudad de Querétaro, donde un sujeto armado amagó a empleados y clientes para llevarse dinero en efectivo.
Los hechos ocurrieron poco después del mediodía de ayer, cuando un sujeto ingresó a la sucursal bancaria ubicada en la esquina de Avenida Universidad y la Calle San Andrés, en el Centro de la capital.
El hombre simuló ser usuario de la institución financiera, y como había poca gente se dirigió rápidamente a una de las cajas. Aprovechando la sorpresa, sacó de entre sus ropas una pistola con la que amagó a los cajeros y le exigió a dos de ellos que le entregara el dinero en efectivo que tenían a la mano. Los empleados cumplieron las demandas del asaltante para evitar una agresión con el arma de fuego.
Una vez que el delincuente logró su cometido emprendió a pie la huida, no sin antes amenazar a los empleados y clientes para que no lo siguieran. Una vez que el ladrón salió de la sucursal, los trabajadores activaron la alarma para dar aviso a los cuerpos de seguridad.
Minutos después acudieron al sitio elementos de las Policías Municipal y Estatal para atender el reporte, pero el asaltante ya les llevaba ventaja. El tiempo de respuesta se vio afectado debido a una obra que se realiza a unos metros de la plaza comercial.
Con base en los datos sobre las características del asaltante que dieron los afectados, se estableció un operativo para dar con el responsable, por lo que se hicieron recorridos en las calles aledañas a la sucursal bancaria.
Por su parte, paramédicos acudieron al lugar para atender a cuatro personas debido a que sufrieron crisis nerviosa derivadas de la fuerte impresión que tuvieron al ser amenazadas con el arma de fuego.
Del mismo modo, agentes de la Policía de Investigación del Delito (PID), pertenecientes a la Procuraduría General de Justicia (PGJ), cuestionaron a los empleados y clientes sobre el robo para obtener indicios del asaltante; además esperaron la contabilidad para saber la suma a la que ascendía el robo y la autorización para poder ver las cintas de seguridad en las que se grabó el momento del atraco.
Como parte de las primeras indagatorias sobre el hecho, se estableció que el ladrón se dio a la fuga a bordo de un vehículo marca Mazda, de color blanco, con placas de circulación HMY7536 para el estado de Hidalgo; y que la noche previa se había hospedado en un hotel que se ubica sobre la Carretera 57.
El Ministerio Público ya inició una averiguación previa para tratar de esclarecer estos hechos.

Deja un comentario

Login