El juez Segundo de Distrito en Materia Civil, Juan Manuel Vega Tapia, rechazó la demanda por daño moral que interpuso Florence Cassez contra el expresidente Felipe Calderón, Genaro García Luna –autor del montaje que le valió la libertad a la ciudadana francesa– y Televisa.

De acuerdo con información difundida por el diario Reforma, Vega Tapia se declaró incompetente para conocer del caso, toda vez que la acusación contra exfuncionarios, arguyó, la vía civil no es la procedente, debe ser revisada bajo la Ley Federal de Responsabilidad patrimonial del Estado.

En la demanda a Televisa y a los reporteros Carlos Loret de Mola y Pablo Reinah –responsables de difundir el montaje que hizo la Policía Federal bajo el mando de García Luna para simular la captura de Cassez, en diciembre de 2005–, el juez determinó que el caso debe ser revisado por un juzgado del Tribunal Superior de Justicia capitalino por tratarse de un asunto local, no federal.

Según la nota, los abogados de Cassez no han sido notificados, pero pueden aceptar el fallo para iniciar los nuevos trámites o apelar ante un tribunal unitario de circuito.

El pasado sábado 24, José Patiño, el abogado de Cassez, presentó una demanda civil por daño moral contra el expresidente Felipe Calderón Hinojosa; el exprocurador Daniel Cabeza de Vaca; el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el exdirector general de Investigación Policial de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI), Luis Cárdenas Palomino.

La querella también incluyó a Israel Zaragoza Rico, titular en ese momento de la Unidad Especializada en Investigación y Secuestro; Facundo Rosas Rosas, exfuncionario de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), y Roberto Gil Zwarth, exsecretario particular del expresidente Calderón.

Patiño precisó que la demanda fue por 36 millones de dólares “de acuerdo a la capacidad económica”.

Y es que, según el abogado, a Cassez “la mataron en vida”, y el delito por el que se le acusó, dijo, es “es doloso, no culposo, pues (los demandados) supieron que era ilegal (la detención)”.

Señaló, asimismo, que aunque la detención de la ciudadana francesa se realizó durante la administración del expresidente Vicente Fox, la demanda se interpuso contra Felipe Calderón porque “estaba en calidad de garante y él tenía el deber de impedir algún acto ilícito y no lo hizo, por eso está incluido en la demanda”.

En octubre del año pasado, Cassez presentó en París una querella penal en la que pidió se le reconozca como víctima de un montaje y de otras violaciones a sus derechos humanos.

Sophie de Menthon, su abogada, informó en ese entonces que el recurso legal consiste en una querella para que se identifique a los responsables de que su defendida haya estado presa siete años y dos meses.

La abogada manifestó que la pretensión de Cassez con la demanda era hacer valer sus derechos como víctima de violaciones inhumanas que vivió en México durante su detención y que se le reconozca como víctima de un montaje, un acto de acusación que influyó mucho en la opinión pública mexicana y francesa.

El 23 de septiembre de 2013, mes y medio después de que Felipe Calderón dejara Los Pinos, la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó la “liberación inmediata” de Florence Cassez, quien permaneció siete años en prisión, acusada del delito de secuestro.

Deja un comentario

Login