Hot News

El documental “El libro secreto del presidente de Estados Unidos”, proyectado en History Channel 2, muestra — a través de entrevistas con exagentes de inteligencia e historiadores de renombre–, cómo la información clasificada es tratada en las altas esferas del poder político y su conservación a lo largo de la historia.

Por ejemplo, presenta el momento en que después de que el presidente de Estados Unidos hace su juramentado, toma un maletín que contiene la información secreta más importante en el mundo.

La producción es como un diario en el que cada presidente de Estados Unidos escribe lo más importante de su período, incluido lo que “nadie debe saber”.

Muchos como Ron Hauffman, quien dirigió la sección política de Bush hijo, evadió la pregunta de si existía el libro. Dan Quayle, vicepresidente con Bush padre, explicó que, tanto el mandatario como él, sabían muchas cosas que no se manejaban por otros, pero no mencionó el volumen.

Si existiera ese libro, sería un peligro. Muchos desearían tenerlo, sobre todo los enemigos de este país. Pero tal vez sí hay documentos secretos, como en todo gobierno.

A propósito del libro, en el documental se menciona la relación entre el gobierno de Estados Unidos con la “hermandad” –enraizada en la fracmasonería “Illuminata”– que, desde mediados de los cincuenta, se constituyó en la tan traída y llevada propuesta de gobierno del “nuevo orden mundial”, simbolizado en Builderberger, que agrupa a todos los poderes del mundo: políticos, religiosos y económicos.

La francmasonería o masonería se define a sí misma como una institución discreta de carácter iniciático, no religiosa, filantrópica, simbólica y filosófica fundada en un sentimiento de fraternidad. Afirma tener como objetivo la búsqueda de la verdad y el fomento del desarrollo social y moral del ser humano, además del progreso social.[

Los masones se organizan en estructuras de base denominadas logias, que a su vez pueden estar agrupadas en una agrupación de ámbito superior normalmente denominada “Gran Logia”, “Gran Oriente” o “Gran Priorato”.

Las actividades de las logias se mantienen en secreto. No cabe duda que Estados Unidos guarda mucha información quizá desde el siglo XIX, cuando adquirió territorios de Francia, España, Reino Unido, México y Rusia, y se anexó Texas y la República de Hawai.

También guardará información de la abolición de la esclavitud que provocó la Guerra de Secesión y cómo, para 1870, su economía nacional ya era la más grande del mundo.

En esta producción resulta interesante lo que se dice de ese “libro secreto”. Quizá sea verdad que 44 presidentes de ese país han dejado notas que nadie, más que un presidente, debe saber.

Deja un comentario

Login