La felicidad es un estado mental. Las personas verdaderamente felices mantienen un estado de ánimo positivo, incluso le ven el lado positivo a las cosas negativas de la vida. Las cosas que en general los demás piensan que son necesarias para alcanzar la felicidad, a las personas realmente felices no les importa.

1. No les importa acumular cosas materiales

Las cosas no te garantizan la felicidad ni el éxito. Las personas verdaderamente felices están más interesados en usar sus recursos para agregar valor a la vida de los demás, y vivir de forma decente y modesta. Si el dinero aparece, están felices, y si hace falta, de igual manera son felices y están satisfechos con sus vidas.


2. Estas personas no se preocupan por obtener nada a cambio

Todo el mundo se siente orgulloso al recibir una felicitación o una gratificación de alguien. Sin embargo, mientras que otros quieren ser recompensados y elogiados, las personas verdaderamente felices ayudan y les sirven a las personas sin esperar nada a cambio. Para ellos, la recompensa es saber que han ayudado y han agregado valor a la vida de alguien más.


3. No les importa cumplir con las expectativas de la sociedad

gentefeliz5

La gente está constantemente bajo presión tratando de cumplir las expectativas de la sociedad, que a ratos es estresante. Quien será tu socio, para quien trabajas o con quien te vas a casar, a menudo esto está dado por los estándares que ofrece la sociedad. A las personas verdaderamente felices no les importan cumplir los intereses y estándares de la sociedad, simplemente miran en su interior y hacen las cosas que les dicta su intuición. Escuchando y siguiendo lo que les dice su corazón, son capaces de crear satisfacción y felicidad en su interior.


4. No se preocupan por los prejuicios de la sociedad

Algunas personas tienen nociones prejuiciosas acerca de las “imágenes” culturales, sociales y religiosos a las que no pertenecen. Las personas verdaderamente felices no les importan nada de eso. Ellos tratan a todos igualmente sin discriminar, no se basan en estereotipos ni actitudes como sexo, raza, religión, edad, orientación sexual y estatus económico. Ellos no te van juzgar por quien eres, ni por lo que eres capaz de hacer, tampoco de dónde vienes, ni el color de tu piel.

5. No les importa la aprobación ni validación de los demás

A las personas felices no les importa lo que tú piensas de ellos, porque conocen su propio valor. Ellos escuchan y razonan lo que los otros dicen, pero no buscan la validación de nadie. Ellos ven que si uno vive para la aprobación de los otros, morirá por su rechazo. Las personas verdaderamente felices simplemente hacen lo que tienen que hacer sin importar la opinión de los demás.


6. No les importa estar en lo correcto todo el tiempo

gentefeliz2

A las personas felices no les importan equivocarse de vez en cuando. Después de todo, nadie lo sabe todo ni tiene las respuestas de la vida. Es aceptar que te equivocaste, que abres las puertas para aprender que es lo correcto. Ellos escuchan y aplican ideas que a veces son contrarias a las de ellos mismos. Esto facilita el aprendizaje, permite una buena convivencia y aumenta la felicidad.


7. No están en entornos hostiles y poco productivos

Las personas felices no están en los entornos que no son convenientes para ser más productivos o para pasar un rato agradable. Ellos saben que esos ambientes son estresantes, reducen niveles de felicidad y pueden ser perjudiciales, esto incluye lugares ruidosos, entornos sucios y contaminados. En cambio, estas personas valoran y protegen ambientes que crean acciones positivas y opciones fáciles y agradables, tal como un lugar de paz como el parque.


8. No les importa las comparaciones sociales

No se comparan a ellos mismos con otros. Ellos buscan aprender lo que los otros están haciendo mejor para replicar su éxito, pero siempre están dispuestos a concentrarse en su propio progreso y alabar a los demás. Esto los hace más felices y los protege de los celos, resentimiento y una sensación enfermiza de superioridad sobre los demás.


9. Ellos no se preocupan por meterse en la vida de los demás

gentefeliz9

Las personas verdaderamente felices no se preocupan por entrometerse en la vida de los demás.Claro, ellos estarán para ayudarte si lo necesitas, e intentarán intervenir cuando estas obviamente yendo en la dirección incorrecta, pero primordialmente se enfocan en mantener su propia vida en orden antes de intentar ayudar a otros. Esto permite que estén enfocados y ayuda a evadir conflictos con otros que quieren estar solos.


10. No se preocupan por los chismes

Ellos no se preocupan por los chismes ni por averiguar rumores. Están contentos con su propia vida y no tienen ningún deseo de enterarse de lo que está pasando en la vida de otra persona. Las únicas personas que se preocupan por chismes, son personas superficiales cuyas vidas personales son un desastre y no están satisfechos con ellas.


11. No les gusta tener relaciones perjudiciales

Las relaciones perjudiciales no sólo implican que puedes adquirir vicios, como el abuso físico y los insultos, sino también cosas insignificantes como las quejas constantes y cambios de humor que te entristecen. Las personas felices no les importan tener ninguna relación dañina, porque esas relaciones solo traen como consecuencia malos resultados. Las Personas felices se rodean con gente optimista que quieren más de la vida y son capaces de construir relaciones saludables que traen alegría.


12. No tienen rencor contra nada ni contra nadie

apartamento2

Todos nosotros hemos sido heridos por las acciones o palabras de otro en algún momento. Guardar un rencor y resentimiento contra estas personas que te hicieron daño en algún momento puede ser es fácil, pero las personas felices saben que esta no es la mejor opción. Saben que guardar rencores es la forma perfecta de envenenar sus pensamientos y muy posiblemente sus acciones. Ellos simplemente perdonan y continúan adelante con sus vidas. Esto significa estar por encima de la situación y liberarse del resentimiento. Como dijo Confucio, “Ser herido no es nada, a no ser que tu continúes recordándolo”.


13. No les gustan las mentiras

Se podría decir que todo el mundo es culpable de mentir en un momento u otro. Puede ser así, pero algunas personas tienden a decir mentiras con más frecuencia y facilidad que otros. Las personas verdaderamente felices no se preocupan por este último tipo de personas y sus mentiras. La vida se puede destruir rápidamente cuando es sostenida a base de mentiras y decepción. La gente feliz entiende este hecho y saben que es mejor ofrecer una explicación, en vez de cambiar la verdad.


14. No les gusta quejarse

Las quejas son el fruto de una vida llena de insatisfacción. Las personas verdaderamente felices no se preocupan por quejarse porque ellos están contentos con sus propias vidas. No se preocupan por estar protestando constantemente por todo, ya que las personas que hacen esto son un fastidio para el espíritu. Ellos son simplemente agradecidos por lo que tienen y tienen gran esperanza para lo que vendrá, incluso cuando las cosas no van tan bien.


15. No se preocupan por la venganza

anxiety5

Por último, si tú realmente deseas llevar una vida feliz, no puedes estar todo el tiempo buscando vengarte de alguien. Las personas felices dejan la venganza en manos del destino. Ellos quedan en paz con el tema, y en su lugar, buscan la manera de canalizar toda esa energía negativa en algo más positivo y productivo.

Deja un comentario

Login