Hot News

Elementos del Ejército y agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) aseguraron una bodega en la carretera Reynosa-Río Bravo, donde miembros del crimen organizado blindaban vehículos de manera artesanal.

En un comunicado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la PGR informaron que en el interior de la bodega se encontraban 14 automóviles, ocho de ellos blindados.

El aseguramiento del inmueble y de los vehículos se logró luego de que elementos de la Sedena siguieron a un hombre con radios de frecuencia quien, al ver la presencia militar, huyó y se introdujo en la bodega ubicada en el tramo de la carretera federal número 2, con dirección Reynosa-Río Bravo, a la altura del kilómetro 74.8, precisaron las autoridades.

Además de los vehículos, los militares aseguraron ocho cargadores desabastecidos para alojar municiones calibre 7.62×39, 495 cartuchos 7.62×39, 46 de calibre 3.08, y cuatro de 50 mm usados por los fusiles Barret, mismos que suelen ser montados sobre camionetas.

Según las autoridades, en diferentes partes de la bodega se encontraron máquinas para hacer soldaduras y cortes de metal y material diverso para realizar el trabajo artesanal de blindaje.

Este aseguramiento es el segundo hecho en la carretera conocida como La Ribereña. En junio de 2011 las autoridades tomaron posesión de otro en Camargo, donde se blindaban los camiones conocidos como “monstruos”.

Dichas unidades son utilizadas por los grupos del crimen organizado para vigilar el trasiego de drogas por las brechas de Tamaulipas y evitar que sea robada por el grupo rival.

Incluso, en los patios de la Octava Zona Militar en Reynosa, la Sedena tiene almacenados cerca de medio centenar de los llamados “monstruos”, asegurados en diversas zonas del estado.

Deja un comentario

Login