Estudiantes de una escuela católica enviaron cartas narrando la situación que viven cotidianamente en la localidad estadunidense de Nogales, Arizona; le “llegaron al corazón”, dijo.

 En una carta enviada a un grupo de jóvenes católicos que trabajan a favor de los migrantes en la Unión Americana, el Papa Francisco dijo lamentar las “situaciones inhumanas de todo tipo” que se viven en la frontera entre México y Estados Unidos.

La misiva fue enviada al cura jesuita Sean Carroll y a los jóvenes del “Kino Teens”, la congregación que el año pasado le narraron la situación que viven cotidianamente en la localidad estadunidense de Nogales, Arizona.

El Papa destacó la labor a favor de los migrantes en esa ciudad fronteriza, “que convive cotidianamente con el fenómeno de la emigración con sus secuelas de situaciones inhumanas de todo tipo que genera”.

Reconoció que las cartas de los estudiantes de la escuela católica Lourdes de Nogales le “llegaron al corazón”, por el drama que describen pero también por la ilusión que manifiestan.

Pero también manifestó su alegría al saber que los proyectos de esos jóvenes no olvidan la atención espiritual y religiosa, “fuente de esperanza para los más golpeados por la vida”.

Expresó su reconocimiento por la “generosa entrega” de los jóvenes, su cercanía y aliento para que no se cansen de construir fraternidad y acogida, contra la disgregación y la exclusión.

Con información de Notimex

Deja un comentario

Login