La velocidad, sumada con el alcohol y la irresponsabilidad, dejó como resultado el fallecimiento de un joven de 16 años, luego de que el vehículo en el que iba de copiloto chocara contra un poste mientras el conductor echaba “carreritas” con otro vehículo.
Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 02:00 horas de ayer cuando Víctor Javier Ramírez Trejo, de 18 años, conducía un vehículo tipo Sedán, color gris y placas de circulación UKS-9960. De acuerdo con testigos, avanzaba sobre la Avenida Zaragoza con dirección hacia el Poniente. Junto con él viajaba Roberto Ramírez Zamudio, de 16 años de edad. Al parecer ambos estaban alcoholizados.
A decir de algunos testigos, los jóvenes encontraron a otro automóvil, un Sedán, color azul y placas queretanas, a la altura del Tanque y comenzaron a retarse. Comenzaron una carrera sobre la vialidad y dieron vuelta hacia Pasteur. Posteriormente siguieron por Constituyentes y, al llegar al cruce con Corregidora, ambos vehículos se pasaron la luz roja para tomar la Avenida Corregidora Sur.
Sin embargo, al llegar a la zona en la que se realizan los trabajos para el reforzamiento del dren Cimatario, el conductor del Sedán gris perdió el control y chocó contra un poste de alumbrado público. El vehículo salió proyectado y volcó hasta quedar con las llantas hacia el cielo. Con la fuerza del impacto, el copiloto salió del vehículo y tuvo un fuerte golpe en la cabeza, mismo que causó su fallecimiento casi al instante.
De inmediato, algunos automovilistas que pasaban por la zona dieron aviso a los cuerpos de emergencias para que atendieran el accidente. Minutos más tarde, paramédicos y personal de rescate urbano de la Cruz Roja llegaron al sitio para dar auxilio a los tripulantes del vehículo. Después de la valoración, se constató el deceso del copiloto, mientras que al conductor se le brindaron los primeros auxilios y se le trasladó al Hospital General para su atención médica. Su condición se reporta estable.
Tiempo después, llegaron al lugar de los hechos agentes investigadores, así como personal del Servicio Médico Forense (Semefo). Después de recabar las evidencias del accidente se procedió al levantamiento del cuerpo y su traslado a la morgue, donde se le practicó la necropsia de ley para conocer con exactitud las causas del deceso.

Deja un comentario

Login