Lo han hablado por semanas, y por fin, ella ha accedido. Intentarán tener sexo anal. Como cualquier otra aventura sexual, requiere sus cuidados y precauciones. El sexo anal se ha convertido en tendencia entre muchas parejas, y aunque puede resultar en una experiencia increíble no hay que olvidar que es necesario seguir ciertas reglas para que sea placentero para todos. Chécalas.

1.- Medidas primarias de higiene


Cada que incluyas una nueva parte del cuerpo en el juego sexual, ésta requiere de ciertas medidas de higiene. En este caso,se pueden utilizar dispositivos llamados lavativas.

2.- Incluir el área en el jugueteo


Desde el momento en que empiecen el juego previo, hay que prestar atención a esta zona. Si antes era una parte intocable, ahora tiene un lugar protagónico. Con mucho cuidado, no estás buscando nada ahí, nada más siéntelo. Así también las nalgas, las paredes internas de las piernas, la cintura…Vaya, haz toda de toda el área alrededor parte del juego.

3. Mucha excitación. Mucha


De verdad. Es tu prueba de fuego. Si alguna vez habías querido excitarla, ésta es la ocasión. Aunque ella ya haya aceptado, esto no quiere decir que su cuerpo esté preparado para recibirte. En estos momentos, necesitas crear un ambiente de excitación y placer que a ella le permita relajarse de tal manera que las cosas sean más sencillas.

4.- Lubricación


Lo mejor es intentar con lubricante. Los más recomendables, para el sexo anal, son aquellos con base en silicona. Pueden utilizar de agua, pero esos se absorben muy rápido. La silicona hará más fácil que te deslices ahí. También existen productos que “adormecen” un poco las terminales nerviosas, puedes preguntar en tiendas especializadas.

4.- Jugueteo y juguetes


Si intentas la penetración sin que ella esté suficientemente relajada, podrías lastimarla mucho. También, si te ella aprieta demasiado (por la tensión) puedes perder la erección y resultar un poco lastimado. Lo mejor es,  más si se trata de su primera vez, utilizar juguetes que vayan haciendo más receptiva esa parte del cuerpo. Poco a poco. La paciencia es clave.

5.- Confianza


Es poco común que las chicas estén acostumbradas es estas experiencias. Por lo que tienes que generar un ambiente de mucha confianza. Da igual si es tu amiga, tu novia o tu amante. La confianza es sexy.

6.- Tómenlo con calma


Ya está lista, ya vas a entrar. Hazlo con mucho cuidado. Mucho. Posiblemente sólo puedas llegar hasta cierto punto y sentirás como una pared al final. Es normal. Sigue su voz, checa. Si las cosas van bien, sentirás como está lista para recibirte más profundamente. Si no, no pasa nada. Ya derribaron muchos tabús. Es un gran paso. Disfrútenlo.

Deja un comentario

Login