MIENTRAS SU COMPAÑERA DE BANCADA PEDÍA RESPETO Y TRATO IGUALITARIO A LAS MUJERES EN DÍA DE LA NO VIOLENCIA, FREDY GIL SE DISTRAÍA CON SU SMARTPHONE

 

Desde la tribuna, la diputada del PRI, María Lilia Arcelia Mendoza Cruz levantaba la voz enérgicamente para pedir a sus compañeros de la Sexagésima Segunda Legislatura que sean el ejemplo para los hombres del estado, brindando un trato “respetuoso, igualitario y de mayor conciencia hacia las mujeres”. A la distancia, desde su curul, su compañero de bancada, Fredy Gil Pineda Gopar se distraía observando pornografía en su teléfono móvil.

Era 25 de febrero,  Día Naranja y la legisladora tomaba la palabra para  exhortar a los titulares de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Secretaría de Asuntos Indígenas (SAI) y al Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO) a formular políticas y programas con un enfoque integral, sistemático y multisectorial orientados a eliminar todas las formas de violencia contra la mujer en Oaxaca. Pero algunos de sus compañeros la ignoraban.

En el pleno reinaban las pláticas, las llamadas por teléfono, las risas, incluso por parte de sus mismas compañeras (Martha Alicia Escamilla y María del Carmen) quienes ‘apoyaban’ el Punto de Acuerdo.

Los diputados: Manuel Andrés García, Jefté Méndez Hernández y Adolfo Toledo Infanzón, atendían sus teléfonos inteligentes, mientras que el polémico  legislador priista Fredy Gil Pineda Gopar posaba sus ojos y atención en la pantalla en la que se desplegaba el contenido pornográfico de Internet.

Algunos presentes se dieron cuenta de la acción del representante popular que ha protagonizado actos violentos en el Congreso y simplemente manifestaron su rechazo negando con la cabeza.

Ante la falta de atención, la legisladora priista  elevaba el tono de voz: “es importante decirle a los varones a quienes el tema les parece chocante, que las mujeres enfrentamos una vida de rechazo desde el momento de nuestro nacimiento” pronunciaba levantando ambas manos para lograr mayor atención.

Mendoza Cruz cuestionaba los resultados de las dependencias de gobierno, criticaba el elevado número de feminicidios en la entidad y exigía que el próximo 8 de marzo, Día de la Mujer, no se realizará una celebración ni un festejo, solo pedía trabajar para conseguir mejores condiciones de igualdad para las mujeres.

Los minutos pasaron, los intentos por captar la atención de los diputados fueron en vano, sólo al final se escucharon algunos aplausos por el público asistente y la priista bajo de la tribuna para recibir felicitaciones de quienes poco la escucharon.

 

EL DATO

La campaña del Secretario General de la ONU denominada ÚNETE se inició para poner fin a la violencia contra las mujeres por lo que proclamaron el día 25 de cada mes como el Día Naranja. 

Deja un comentario

Login