Los senadores de la República se redujeron su sueldo 100 pesos mensuales como parte de un programa de austeridad en el que también se les dejará de proporcionar bocadillos, lonches, agua embotellada, galletas y vino de honor.

De acuerdo con el Manual de Percepciones de los Senadores y Servidores Públicos de Mando para el ejercicio fiscal 2015, los senadores recibirán 117 mil 500 pesos mensuales netos, en lugar de los 117 mil 600 pesos que percibieron durante el año 2014 como parte de su dieta.

Es decir, se ajustaron su sueldo mensual a 100 pesos menos, que dan un total del recorte a su dieta de 117 mil 500 pesos netos por cada uno de los 128 legisladores que integran la Cámara Alta.

Los lineamientos publicados hoy en el Diario Oficial de la Federación se establecen que este ajuste tiene vigencia a partir del primero de enero de este año, todo como parte de un plan de austeridad de la Cámara Alta, que también incluye lineamientos de racionalidad y austeridad presupuestaria 2015.

En ellos se destaca que se “dejará de proporcionar bocadillos y lonches a las visitas guiadas de invitados de senadores; además se racionalizarán los alimentos como galletas y bocadillos, agua embotellada; los celulares serán únicamente para senadores y mandos medios”, tal como lo indica el Manual.

También destaca la suspensión del servicio de vino de honor y bocadillos para los foros, exposiciones, simposios, talleres y demás eventos que se soliciten por parte de los senadores y las comisiones. Además se establece que solamente se otorgarán “obsequios” a los jefes delegacionales que participen en dichos eventos.

“Los gastos de ceremonial y de orden social quedan limitados a los estrictamente necesarios para el trabajo legislativo; los de comisiones al extranjero, congresos, convenciones, foros y reuniones deberán estar relacionados con el trabajo legislativo, apegarse a la normatividad, limitarse al mínimo indispensable”, señala el Manual en los lineamientos de racionalidad y austeridad publicados hoy en el DOF.

Sin embargo, en el mismo no se precisa a cuánto equivaldrá el ahorro anual por austeridad, que el año pasado fue de 7.5 millones de pesos.

En el Manual de Percepciones se establece también que para este 2015 los 128 senadores contarán con “una gratificación de fin de año de 40 días de dieta, más apoyos para traslado, asistencia legislativa y atención ciudadana, seguro de vida institucional por 40 meses de dieta bruta, gastos médicos mayores por mil 500 salarios mínimos generales mensuales del Distrito Federal y seguro de separación individualizada”.

Por su parte, el líder del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, calificó como un gran esfuerzo de la cámara alta la decisión de aplicar una política de austeridad, que incluye el descuento de 100 pesos mensuales a la dieta de los legisladores y suspender servicios diversos.

Los lineamientos de racionalidad y austeridad presupuestaria dados a conocer en el Diario Oficial de la Federación no serán los únicos, pues vendrán más en esta política “de amarrarse el cinturón” en el órgano legislativo, afirmó en entrevista.

“Es un adelanto de lo que el Senado quiere ahorrar en estos momentos difíciles en materia económica que vivimos”, expuso e indicó que es una actitud solidaria y se debe hacer un esfuerzo mucho mayor de austeridad.

Gamboa Patrón aseguró que el presidente de la Mesa Directiva, Miguel Barbosa, está en esa disposición y se irán anunciado poco a poco lo que podemos restringir en función de que tenemos que “amarrarnos el cinturón”.

Sobre si resulta poco el descuento a la dieta de los senadores, el líder de los senadores priistas reconoció esa aseveración pero argumentó que se tiene que hablar con cada uno de los legisladores porque el porcentaje debe ser consensuado.

No obstante, el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) confió en que pueda haber un cambio.

Deja un comentario

Login