Los agentes están siendo investigados para determinar si actuaron por decisión propia u obedecían órdenes.

 El alcalde Ismael Pérez Ordaz ordenó la suspensión de seis agentes preventivos que allanaron un domicilio particular y golpearon a los integrantes de una familia mientras pretendían detener a un menor de edad.

Los agentes suspendidos de Celaya, Guanajuato podrían ser denunciados de forma penal por abuso de autoridad, allanamiento de morada y lesiones, a quienes se identificó como: Ricardo Escamilla, Roberto Carlos Juárez, Elia Campos, Jorge Luis Santuario, Lucía Mejía y Ariel Hernández, además de hallarse culpables serán cesados de sus cargos, “no podemos permitir que se abuse de la población”.

La investigación determinará si los elementos actuaron por decisión propia u obedeciendo órdenes de algún superior, “lo que tengamos que aplicar por ley lo haremos con toda la fuerza”, detalló Pérez Ordaz.

Elementos de la policía municipal que tiene a su cargo la patrulla 7227, llegaron al domicilio en la colonia Rinconada San Miguel con el objetivo de arrestar a un menor de edad, entre los agredidos se encuentran la madre del adolescente y dos de sus hijos, mientras otro agente preventivo amenazaba con un arma a su familia y efectuaba un disparo al interior de la vivienda, al parecer un rifle R-15.

Con información de Reforma

Deja un comentario

Login