Es la primera vez que un capo mexicano es acusado por el Departamento de Justicia de violar la sección 960 (a) del Título 21 del Código de EU.

Estados Unidos se frota las manos en espera de que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) acepte la petición de extradición de Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, a quien ya le prepara varios cargos. 

El gobierno de Barack Obama le achacará narcoterrorismo por su política antiestadunidense, varios de narcotráfico, multas multimillonarias y una sentencia a cadena perpetua en una cárcel de máxima seguridad en ese país. 

Así lo da a conocer Milenio, que destaca que es la primera vez que un capo mexicano es acusado por el Departamento de Justicia de violar la sección 960 (a) del Título 21 del Código de Estados Unidos, que se creó en 2006 por el Congreso, para unir en un solo artículo los delitos de narcotráfico y terrorismo. 

Básicamente, al líder máximo de los “Caballeros Templarios” se le acusa de violar la ley al contribuir a la “posesión, manufactura o distribución de una sustancia controlada”. 

Y se le culpa de un delito más grave para los estadounidenses: “Pertenecer a una organización terrorista extranjera, o ser una persona terrorista o grupo”, al parecer por sus acciones contra ese país.

“La Tuta” puede ser sujeto a castigos que se aplican a operadores del Talibán y Al Qaeda, que van más allá de lo que un narco común y corriente podría esperar. 

Así, se abre la vía a una condena a cadena perpetua en una prisión Supermax, como la de Florence, Colorado. 

En tanto, las multas que rondan a “La Tuta” también son elevadas, éstas pueden ser de 10 a 50 millones de dólares, de acuerdo con el Código de Estados Unidos (US Code, en inglés). 

De aceptar la SRE la extradición, Gómez Martínez sería enjuiciado en Manhattan, considerada como una de las cortes más adversas del planeta a las que puede ser enviado un narcotraficante y donde más de un capo ha sido convertido en ejemplo de lo dura que puede ser la mano de Washington. 

En Manhattan radica la demanda penal 1:09-cr-00941-JGK, con la que el Departamento de Justicia acusa a “La Tuta” de numerosos delitos, como conspirar para importar varias toneladas de cocaína y metanfetaminas a Estados Unidos, donde “La Familia” y los “Templarios” tuvieron presencia hasta en una treintena de ciudades. 

En su reportaje, Víctor Hugo Michel indica que el cargo de terrorismo se sustenta en la sección 960 (a) del título 21 del Código de Estados Unidos, que establece que “hay jurisdicción sobre cualquier ofensa en esta sección si: 1) la actividad de narcotráfico u ofensa terrorista viola las leyes criminales de Estados Unidos y 2) la ofensa, la actividad de narcotráfico prohibida o la ofensa terrorista ocurren o afectan el comercio internacional o interestatal”.

Deja un comentario

Login