La nueva sede del Congreso del Estado de Querétaro sufre importantes retrasos, además de filtraciones de agua que se hicieron evidentes con la lluvia de este fin de semana. De acuerdo con los obreros, la sede legislativa deberá estar lista a finales de marzo, sin embargo tiene faltantes como la instalación de los elevadores, ventanas, techo falso y paredes. En cuestiones de accesibilidad, el recinto no tiene una sola rampa, y dependerá de los elevadores para el ingreso de personas con discapacidad.

unnamed (4)

 

unnamed (6)

 

                                                                  unnamed (8)

Deja un comentario

Login