Hot News

María Félix Flores Martínez, denunció ante la Defensoría Estatal de los Derechos Humanos, la muerte de su hermano Sergio Flores, a manos de 15 policías municipales de Peñamiller y un perro. Aseguró que a medio año de la muerte de su hermano el acto sigue impune.

Dijo que fue sin pena ni gloria que los policías atacaron a su hermano en la comunidad de Camargo, en el municipio de Peñamiller, el pasado 24 de agosto alrededor de las cinco de la tarde.

“Agarraron a mis hermanos alrededor de unas cinco patrullas, que era una redada por ahí en el municipio, entonces si detuvieron a mis hermanos sin causa alguna”.

Explicó que lo detuvieron y lo llevaron a Cadereyta, donde recibió atención médica pero de manera superficial, “ni radiografías le hicieron”.

Los hechos, narró, fueron cuando dos de sus hermanos salieron de casa de su mamá a la tienda, a unos metros, dijo, había gente tomando pero fue a ellos a quienes detuvieron “no se sabe el motivo por qué, no hicieron nada ellos, entonces si golpearon brutalmente a mi hermano Sergio Flores, que fue quien perdió la vida”.

Él falleció el 30 de septiembre del año pasado aquí en la ciudad de Querétaro a causa de tener un intestino roto; María Félix se lamenta que los policías sigan laborando en la corporación sin haber recibido castigo alguno, y asegura que no están capacitados por actuar de la forma en que lo hicieron.

“Nosotros en el momento no sabíamos que hacer, no le hicieron la autopsia, entonces se hizo la exhumación el 28 de noviembre y hasta ahorita no nos han dado los resultados…de hecho vine aquí con el gobernador, traté de hablar con él de mi caso, del cual la verdad hasta ahorita en mi carta que dejé ahí no he tenido respuesta”, finalizó.

Deja un comentario