Doña Leandra Becerra Lumbreras, la mujer más longeva del país murió ayer al medio día a los 127

años de edad, informó a Excélsior su nieta Miriam.

Doña Leandra tuvo cinco hijos: Sebastián, Jesús, Aurelia, María y Alberta, ninguno de ellos vive. Su

descendencia contabiliza unos doscientos miembros en Tamaulipas y Jalisco: hijos, nietos,

bisnietos, tataranietos y choznos.

La mujer era cuidada por sus nietos quienes disfrutaban de que ella les cantara melodías de la

época de la Revolución, ya que fue Adelita y le preparaba tortillas a Doroteo Arango, mejor

conocido como Pancho Villa.

Las pertenencias de doña Leandra cabían en una cajita: una cuchara de plata que tiene grabado al

reverso como fecha de producción 1847, fotos, billetes antigüos y un par de aretes de oro.

Su nieto Samuel Alvear escribió un libro sobre la vida de su abuela donde incluía a los reporteros

que acudían a verla en sus cumpleaños.

Leandra Becerra Lumbreras nació en 1887 en Tula, Tamaulipas, nunca pensó que viviría tantos

años, ha sobrevivido a sus hijos e incluso a varios nietos y bisnietos. Sus familiares y amigos

velarán a doña Leandra en su hogar ubicado en el municipio de Zapopan.

Deja un comentario

Login