Aparentemente nadie más se encontraba en el cuarto cuando se tomó la foto, mucho menos una mujer con falda púrpura.

Bethany Harvey, de Irlanda del Norte, se tomó una selfie con su sobrino, sin embargo, segundos antes su pequeña hermana decidió que también quería salir en la foto, y no sólo ella, pues extrañamente, aparece alguien más, que según Belthany, no estaba en el cuarto.

El supuesto fantasma logra verse al fondo, luciendo una camisa blanca y falda púrpura y con las manos entrelazadas. No obstante, Harvey ha declarado en incontables ocasiones que, aunque la mujer se encuentra justo atrás de ellos, nadie más los acompañaba ese día.

De hecho, fue un amigo quien les comunicó que habia algo raro en la foto, luego de que la chica la colocó como foto de perfil en Snapchat.

Deja un comentario

Login