MITOS SOBRE EL MITO DE EL BRONCO: UNA MALA IMITACIÓN DE FOX.

—José Luis Camacho Acevedo.

Escucho entrevistas como la que hace Ricardo Rocha el “experto electoral” Jesús Cantú”.

Me sorprende que tan experimentados personajes pasen por alto comentar algo por demás esencial para el futuro de Nuevo León ante un improbable triunfo de El Bronco el 7 de junio próximo, no repare en dos asuntos claves de este escenario de la hipotética victoria del candidato independiente.

1.- ¿Con qué Congreso gobernará El Bronco si n o hay un solo candidato independiente a una diputación local, sea o no sea partidario de El Bronco?

2.- ¿Qué territorio gobernará el Bronco, si de acuerdo a la esencia del 115 constitucional la autonomía municipal es un tope para cualquier tentación intervencionista de cualquier ejecutivo estatal, si tampoco hay candidatos a presidentes municipales con sus respectivas planillas independientes, sean o no, repetimos, simpatizantes o enemigos de El Bronco?

Hay un caso, que toda proporción guardada, como es Guanajuato.

El gobernador Miguel Márquez, gobierna con problemas de autoridad y presencia, ya que tiene al PRI en el poder en municipios como León, uno de los más poblados del país y por supuesto el mayor de la entidad.

Además de León, se le conforma un  corredor que viene del norte desde San Felipe Torres Moches, pasando por San Luis de la Paz, Dolores Hidalgo, San Miguel Allende, la capital Guanajuato, Silao, Romita; y ya en el sur Pénjamo, Manuel Doblado y San Francisco del Rincón.

Miguel Márquez tiene un congreso estatal prácticamente igual en número de legisladores de su partido, el PAN, con los opositores PRI, PRD, Verde.

El gobierno de Márquez por lo tanto no ha sido fácil.

Y tiene diputados y también alcaldes de su partido.

¿Y el Bronco qué hará como improbable gobernador sin diputados locales y alcaldes que le deban siquiera el saludo?

Las estructuras legislativas y municipales son la base de un equilibrio de poderes sano.

Y en Nuevo León, un improbable, muy improbable digo yo, gobernador como el solitario Bronco, tendría que echarse en manos o del PRI o del PAN para poder gobernar.

No decimos cogobernar. El cogobierno se establece entre pares.

Y el solitario Bronco no es par de nadie.

Es un fenómeno de redes sociales, algunos de ellas muy endebles en tanto que se hayan convertido en estructura y menos en militantes.

¿Estructura para qué y a cambio de qué?

¿Militantes de qué, o de quién?

El Bronco no es siquiera un fenómeno de medios.

Tiene el apoyo de los Junco de la Vega, unos filibusteros del periodismo que engañaron un tiempo a sus lectores con la máscara de la independencia y el sanbenito de honestidad.

Vuelvo a recordar lo que una vez me dijo Don Pancho Galindo Ochoa sobre la incorruptibilidad en los medios:

Cuando le pregunté si de verdad Manuel Buendía era incorruptible, el viejo zorro solamente me dijo, “pues puede ser muy caro”.

Y así seguramente serán los Junco.

Como lo es Fernando Elizondo, que la primera vez que tenía todo para ganar por el PAN la gubernatura de Nuevo León, declinó cuando, se cuenta, Carlos Salinas le ofreció a precio de ganga la empresa Aceros Planos, donde llevó como socio al suegro de Natividad González Parás, José Maíz.

Si gana el Bronco, sin duda, Nuevo León será un verdadero caos.

No solo por su desordenada personalidad, sino por la ausencia de estructuras municipales y legislativas en su entorno.

¡Pinche Bronco, les quiere meter un golazo a los neoleoneses¡

EN TIEMPO REAL.

1.- Sigue generando protestas el candidato del PAN a la presidencia de Naucalpan, Edgar X, con su trucada presencia en redes sociales. Ya los partidos de oposición le preparan una campaña que lleva como lema: Un “joven” engañando a los jóvenes”. Yo diría “tratando de engañar”. Porque los jóvenes de hoy son más avezados que lo que se imagina cualquiera.

2.- Buen trabajo realiza en estados del noroeste David López Gutiérrez, candidato a diputado pluri del PRI. Su experiencia se siente en Sinaloa, Sonora, Nayarit, y las Baja Californias. Pero sobre todo en Sinaloa, entidad en la que es indiscutible en la sucesión gubernamental 2016.

3.- Mucho ruido están causando los defensores del voto, tratando de evitar el anulismo, (¿Qué es eso?) y la verdad es que el abstencionismo será mayor que la media de los comicios del 2012 y 2009. Pero una gran cantidad de votos nulos, no es un fenómeno que incidirá en la asistencia a las urnas.

Deja un comentario

Login