Actualmente administrada por un grupúsculo de panistas inclinados a la corrupción, el sectarismo, las actitudes racistas y toda clase de excesos –el año pasado dos de sus miembros fueron encarcelados en Brasil por acoso sexual y agresión–, la delegación Benito Juárez está en la mira de Christian von Roehrich. Pero la reputación de este diputado panista, que aspira a gobernar la demarcación, no es distinta de la de sus correligionarios: sobre él pesa una denuncia penal por golpes y amenazas contra un ciudadano al que, sin embargo, no se le ha hecho justicia.

 

MÉXICO, D.F. (Proceso).- Después de someter y golpear con saña a un ciudadano de 61 años, secundado por una turba de panistas, el diputado Christian von Roehrich no dejaba de amenazarlo:

–¡Te voy a romper la madre! ¡Y te voy a matar a ti y a tu familia!

En pleno parque Las Américas de la colonia Narvarte, el legislador había tomado por la espalda a Román Francisco Lázaro Tapia para arrojarlo al piso y patearlo, junto con siete secuaces que vestían chalecos azules.

–¡Se los va a cargar la chingada a ti y a tu familia! –gritaba, fuera de sí.

La agresión de Von Roehrich de la Isla, diputado local con licencia y candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a jefe delegacional de Benito Juárez, contra el vecino de 61 años ocurrió la noche del 1 de febrero de 2014 y, 15 meses después, permanece impune.

Consta en la averiguación previa FBJ/BJ/-3/T2/00328/14/02 que Von Roehrich atacó sin razón a Lázaro Tapia, con quien minutos antes había pactado una reunión vecinal para discutir la inseguridad en la zona…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2013 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

Deja un comentario

Login