La Secretaría de Salud del Estado informó que ya se suspendió el abasto de agua desde el manantial del que se sospecha que provocó el envenenamiento.

México.- La Secretaría de Salud de Querétaro informó este lunes que al menos 120 habitantes del municipio de Pinal de Amoles se encuentran hospitalizadas, debido a una posible intoxicación crónica por arsénico.

Los hospitalizados, habitantes de la comunidad de Llano San Francisco, habrían enfermado por consumir agua de un sistema de distribución que proviene del manantial El Cedral. Se informó que presentan cuadros de infección respiratoria aguda, pérdida de fuerza generalizada comezón y descamación.

Ante los hechos, se suspendió el abastecimiento de agua desde el manantial para luego instalar dos depósitos de agua con una capacidad de 10 mil litros cada uno para abastecer a la población a través de pipas.

Además, la Comisión Estatal de Aguas continuará con las acciones necesaria para garantizar el abastecimiento de agua, por lo que estableció un grupo de trabajo conformado por especialistas del ayuntamiento y de la Secretaría de Salud.

Con información de Proceso

Deja un comentario

Login