Anastasia Lechtchenko Mansey, una joven de origen ruso de 19 años, detenida y puesta en libertad hace unos días por el crimen de su madre y su hermana, se documentó en internet para asesinarlas y descuartizarlas.

Las víctimas son Yuliya Masney Safonchik y Valeria Lechtchenko Masney, de 45 y 12 años, respectivamente, a quienes les fueron cortados brazos, piernas y cabeza.

Los restos fueron encontrados la madrugada del pasado lunes 8 en un departamento del fraccionamiento Playas de Tijuana, luego de que la Policía recibió una llamada telefónica anónima.

Las autoridades dieron a conocer que Anastasia consultó la red para desmembrar de forma precisa los cuerpos y luego ponerlos en bolsas de plástico.

Destacaron que además no se encontraba bajo el influjo de drogas cuando cometió el doble asesinato.

La joven fue detenida el pasado jueves 11 y aceptó ante las autoridades que había decapitado a sus familiares, crimen que planeó durante semanas.

Argumentó que asesinó a su madre y su hermanita “en defensa propia porque me tenían embrujada, entoloachada”.

Anastasia usó un cuchillo de cocina para decapitar y cortar las extremidades a sus familiares. Relató que el cuerpo de su hermanita lo colocó en el lavatrastes de la cocina.

Sin embargo, la joven se encuentra en libertad porque la juez Quinto de lo Penal, Ana Isabel Flores Plascencia, no otorgó la orden de aprehensión en su contra y ahora nadie sabe dónde está.

El Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) indicó que aún no reúne suficiente información para que el juez determine lo procedente.

Mientras tanto, Igor Lechtchenko, el padre de la joven, declaró a diversos medios que desconoce dónde se encuentra ella.

Explicó que Anastasia huyó en al menos dos ocasiones de la casa donde vivía con su madre y su hermana, además de que en una ocasión fue internada en un centro de rehabilitación para adictos a las drogas.

 

Con información de:

http://www.proceso.com.mx/?p=407788

Deja un comentario

Login