La aplicación del 16% a alimentos preparados que venden en minisupers y tiendas de autoservicio no es un nuevo impuesto.

México.- Si has vivido en una cueva en los últimos años es probable que el impuesto a bocadillos a partir del 1 de julio te resulte extraño y novedoso. Pero no lo es. Estaba contemplado desde hace 15 años.

La Ley del IVA establece la aplicación del 16 por ciento a alimentos preparados que se venden en tiendas de conveniencia (Oxxo, 7-Eleven, K-Mart), minisuper, autoservicios y áreas de comida rápida.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) detectó que algunos establecimiento no estaban cobrando el impuesto como lo marca la ley desde hace 15 años por lo que publicó reglas para describir cuáles son los productos que se deben considerar como “preparados para su consumo”.

Estos son:

Sándwiches o emparedados, cualquiera que sea su denominación

Tortas o lonches, (chapatas, pepitos, bahuettes, paninis o subs)

Gorditas, quesadillas, tacos, flautas, sincronizadas y gringas

Burritos, rollos y wraps

Cuernitos o croissants

Bakes, empanadas o volovanes

Pizzas y focaccias

Guisos y discadas

Hot dogs y banderillas

Hot cakes

Alitas

Molletes

Hamburguesas

Bocadillo

Suchi

Tamales

Maruchan o cualquier otra sopa instantánea

Nachos           

Deja un comentario

Login