Se empiezan a encender las alarmas en el seno de la selección mexicana, ya que se esperaba avanzar de la fase de grupos de la presente Copa Oro “caminando” por el hecho de tener a equipos de “más bajo nivel” que la selección mexicana, pero el cuadro de Miguel Herrera no ha encontrado el fútbol que mostró en la pasada Copa del mundo.

Ayer, en la cancha de la Universidad de Phoenix, México se paró con la firme intención de conseguir el triunfo ante un cuadro “chapín” que venía de una derrota de 3-1 frente a Trinidad y Tobago, pero los goles nunca llegaron.

Y es que el ataque que presentó Miguel Herrera con Carlos Vela y Oribe Peralta prometía lograr una buena cantidad de goles, como los hubo en el partido pasado contra Cuba. Pero al parecer, a los atacantes se les apagó la mecha y no pudieron traspasar la red del portero guatemalteco Paulo Motta, que dió un gran partido atajando todos y cada uno de los intentos del tri.

En ganas e insistencia no quedó, ya que los jugadores mexicanos estuvieron siempre con la posesión de balón, a tal grado que los 11 jugadores del cuadro guatemalteco se encontraban en su campo defendiendo su portería y evitando así cualquier aproximación de gol de los nuestros. La posesión de balón llego a estar en un 85%-15% a favor de México.

El arbitraje fue malo, muchas patadas y faltas de los jugadores chapines que el nazareno no quiso marcar. Incluso, hubo 2 penales a favor de México que no se marcaron.

Al minuto 75 Guatemala se quedo con uno menos por la expulsión por doble amarilla de José Contreras, que obligó al cuadro guatemalteco a encerrarse aún más en su cancha.

Con la entrada de Esquivel y Giovani se esperaba más calidad en el ataque, cosa que no sucedió. Después, entró el “Chuletita” Orozco, pero no cambió en nada la situación, la portería chapina se mantuvo en ceros.

Ahora, el próximo miércoles el cuadro mexicano se enfrentará a un Trinidad y Tobago que viene motivado, pues ha ganado sus 2 juegos del certamen y han mostrado un buen juego, y esto los ha convertido en los líderes del grupo por encima de México. La selección mexicana debe ganar o empatar para poder acceder a la siguiente ronda de la Copa Oro.

Veremos si la selección sigue igual de inoperante o si por fin le dan una alegría a los aficionados mexicanos.

 

-Diego del Bosque
Twitter: @dekodbm

Deja un comentario

Login