El hombre aseguraba que sólo se había tomado dos cubas el jueves y que de dar positivo en la prueba, se iría al ‘corralón’ porque respeta las normas de su ciudad.

México.- La mañana de esye viernes sobre avenida Constituyentes con rumbo a Observatorio, Raúl González Tablada, de aproximadamente 30 años, se quedó dormido en estado de ebriedad.

El joven prácticamente reposaba sentado en el asiento del conductor con los cristales arriba, el automóvil encendido y sin la palanca en neutral, lo que generó asentamientos viales en la zona.

Aunque se hicieron esfuerzos para despertarle, pero fue imposible, por lo cual llegaron a pensar que estaba inconsciente hasta que llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, con los cuales forcejó a unos metros de la entrada del Panteón de Dolores, con rumbo hacia la salida a la carretera México-Toluca.

El auto estaba enmedio de dos carriles y cercano a la acera; de acuerdo con los oficiales que arribaron al lugar el hombre sería trasladado al juzgado cívico donde sele practicaría una prueba de alcoholemía y el vehículo sertía trasladado al depósito.

“Yo no estoy cometiendo una infracción (…) ahí están los medios”, se le escucha declarar al hombre alcoholizado, quien asegura que sólo se había ‘echado dos cubas’.

Deja un comentario

Login