México, DF.- Tras los hechos de Ostula, Michoacán, el pasado domingo donde murió un menor presuntamente por disparos del Ejército mexicano y la Policía Federal, Germán Ramírez, alías “El Toro”, integrante de la guardia comunitaria del municipio de Aquila, señala a los elementos castrenses de la muerte de un menor.

D e acuerdo con Radio Fórmula, El Toro, quien ocupa el cargo de líder tras la detención de Cemeí Verdía Zepeda, aseguró que “no son enfrentamientos. Son disparos de la Policía Federal, son disparos del Ejército mexicano hacia comuneros, comuneras, niños y niñas; hijas de comuneros e hijos de comuneros”.

Moreno precisó que el niño que resultó muerto, se encontraba, con otros menores en un hotel-restaurante ubicado a un costado de la carretera 200, cerca del puente de Ixtapilla.

“El Ejército mexicano y la Policía Federal accionaron sus armas en contra de civiles, y ciudadanos y comuneros que estaban tomándose y refresco y los niños y las niñas viendo la televisión”. Agregó que los elementos federales ya habían roto la barricada, siendo las últimas tres camionetas la que dispararon contra los pobladores.

“Ellos se iban burlando de nosotros. Nos decían perros; nos decían hijos de su puta madre”, señaló “El Toro”. También dijo que los soldados entraron riéndose a la comunidad, formada por indígenas.

Por el contrario, el Mando Especial para la Seguridad en Michoacán, Felipe Gurrola, aceptó que sí hubo disparos en Aquila, pero no reconoció muertos a pesar de que el Comandante Civil a cargo de las Autodefensas dijo que poseen videos, testimonios y casquillos de un presunto ataque de Fuerzas federales.

Ayer, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que por más que “algunos se empeñen” en manchar el esfuerzo y labor de las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Marina trabajan todos los días en favor de la seguridad de los mexicanos.

Deja un comentario

Login