Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alías “Popeye”, ex jefe de sicarios del narcotraficante colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria, otorgó una entrevista a la cadena de televisión hispana Univisión, en la que aseguró que las condiciones de fuga de su “patrón” fueron diferentes a la del mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien se escapó este sábado del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 “El Altiplano”.

El sicario colombiano, quien formó parte del Cartel de Medellín hasta su entrega en 1992 a la justicia colombiana, le dijo al medio estadounidense que Escobar construyó la cárcel de La Catedral, de la que se fugó durante el mandato del ex Presidente César Augusto Gaviria Trujillo, por lo que el que fue el narcotraficante más buscado del mundo, uno de los más poderosos y millonarios, tenía el control de la prisión, incluyendo los sistemas de seguridad y los guardias de la misma, quienes eran “bandidos”.

Velásquez Vásquez pasó 22 años en al menos tres prisiones de Colombia tras escapar de La Catedral en 1992, la cárcel que construyó “El Patrón” como producto de una negociación con el Gobierno colombiano.

“Popeye” le “augura” a “El Chapo” Guzmán que tendrá un máximo de 18 meses de libertad antes de volver a prisión.

También aseguró que el haber dejado al capo mexicano en su país, le va a costar “muy caro” al Gobierno de Enrique Peña Nieto con las autoridades estadounidenses.

Además, aseguró que las agencias anti drogas de Estados Unidos ya no confiarán en las agencias de inteligencias mexicanas.

“En el caso de ‘El Chapo’ Guzmán es muy delicado. Porque él está en una prisión de alta seguridad. En esas prisiones tienen sensores, ahí no se pueden hacer túneles porque en el cuarto principal, donde están las cámaras, los sensores inmediatamente reportan que se está cavando. Ahí cuadraron los de los sensores, cuadraron los de las cámaras. Esa fuga es con dinero. [En] esa fuga tienen que ver los guardias del penal y mucha gente afuera. Esa fuga yo le pongo que valió unos 50 millones de dólares”, dijo el hombre al que se le atribuye en su país haber asesinado a más de 300 personas, y que al menos tres mil homicidios se cometieron bajo sus órdenes.
MÉXICO, UNA “NARCO DEMOCRACIA”

“El Presidente de la República de México, anoche no durmió y hoy tampoco va a dormir, como le pasó a César Gaviria, el Presidente de Colombia cuando nosotros nos fugamos de cárcel La Catedral”, dijo “Popeye” en la entrevista.

“Esto es gravísimo para la democracia mexicana. Ya en este momento méxico pasa a ser una narco democracia, una república banana”, enfatizó. “Aquí hay cosas muy raras que el pueblo mexicano se las va a cobrar al Presidente de la República de México”.

Velásquez también le recomienda a “El Chapo” irse a las montañas de Guatemala, que se arme y que pelee. “La única salida que tiene es crearle una guerra al Estado mexicano”.

Asegura que “El Chapo” es el mafioso más poderoso del mundo y enfatiza que la fuga del narcotraficante sinaloense es una “burla a la autoridad”.

“En este momento el Ejecutivo mexicano es risible para el resto del mundo”, concluye el ex sicario colombiano.

NO PASARÁ MUCHO TIEMPO EN LIBERTAD

“Popeye”, la mano derecha de Pablo Escobar, agregó que: “Cada minuto que pase para ‘El Chapo’ Guzmán es un minuto de victoria”

El ex sicario colombiano vaticina que el capo mexicano no estará más de 18 meses en libertad “porque la DEA y la CIA son muy fuertes”.

“Cae porque cae”, ellos le van a poner precio, recalcó el colombiano.

Velázquez Vásquez recordó las causas de su fuga con Escobar y asegura que ellos huyeron porque los iban a trasladar de La Catedral donde gozaban de comodidad e incluso la libertad para seguir delinquiendo, pero que Guzmán Loera “sabe que Estados Unidos iba a pedir su extradición en unos años”.

“‘El Chapo’ Guzmán quiere morir libre y va a morir peleando y por eso se fugó”, agregó. “El Chapo quiere morir libre y va a morir peleando”

Velázquez Vásquez dice que la policía mexicana debe colocar la foto de “El Chapo” en todos lados y ponerle un precio a su cabeza, porque “el cartel de ‘Se Busca’ es gravísimo para el que huye”, pero tiene que valer dinero, recalcó.

En febrero del año pasado el gobierno de Estados Unidos ofrecía cinco millones de dólares por información que diera con el paradero y la captura del líder del Cártel de Sinaloa, sin embargo, “El Popeye” dice que ahora se tienen que pedir al menos veinte millones de billetes verdes por “El Chapo”.

Login