Washington.— Autoridades federales de salud aprobaron el martes el primer fármaco por prescripción diseñado para incrementar el deseo sexual en las mujeres, un hito perseguido desde hace tiempo en la industria farmacéutica.

Pero las restricciones de seguridad en la píldora diaria, de nombre Addyi, significan que probablemente nunca alcanzará el gran éxito en ventas que tuvieron los medicamentos para combatir la disfunción eréctil entre los varones, como el Viagra, que generaron miles de millones de dólares.

La etiqueta de la nueva sustancia llamada ya el viagra femenino incluye una clara advertencia de que combinarla con el alcohol puede provocar una presión sanguínea peligrosamente baja, así como posibles desmayos. Esos problemas también se pueden presentar si el medicamento es combinado junto con otros fármacos comunes, incluyendo los utilizados para combatir las infecciones por hongos.

La aprobación del martes por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus silgas en inglés), representa un inusual giro en las políticas de la agencia. La dependencia había rechazado el fármaco en dos ocasiones anteriores debido a sus escasos beneficios y los preocupantes efectos secundarios.

Deja un comentario

Login