WASHINGTON (apro).- El empresario y aspirante a la nominación presidencial por el Partido Republicano, Donald Trump, insistió en deportar a todos los inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos y en negarle la ciudadanía a sus hijos, aun cuando hayan nacido en la Unión Americana.

“Los indocumentados nos están costando 200 mil millones de dólares al año”, declaró Trump, durante el segundo debate entre los 15 candidatos a la nominación presidencial republicana, celebrado en la biblioteca presidencial Ronald Reagan, en Simi Valley, California.

Las ideas de Trump volvieron a dividir a los candidatos republicanos, quienes expresaron su desacuerdo con el magnate en términos de la deportación de los alrededor de 12 millones de indocumentados, así como en negarle la ciudadanía estadunidense a sus hijos nacidos en ese país.

El multimillonario aspirante a la candidatura insistió en que además de las deportaciones masivas, es necesario construir un cerco en toda la frontera con México.

Jeb Bush, otro de los candidatos a la nominación presidencial, rechazó la propuesta de Trump sobre las deportaciones masivas, acotando que sería muy costoso y una política equivocada.

Luego, aprovechó el debate organizado por la cadena de televisión CNN, para responder a las críticas de Trump, quien lo señaló por tener una política débil sobre el caso migratorio debido a que simpatiza con los indocumentados por el simple hecho de que su esposa (de nombre Columba), es mexicana.

–“Donald, quiero que le pida una disculpa a mi esposa”, le exigió Bush.

– “No, porque no dije nada”, respondió Trump.

Para llevar a cabo la contienda política, CNN organizó dos segmentos. El primero, con cuatro de los 15 candidatos que están en el fondo de las encuestas de preferencia electoral. El segundo, con los 11 que están a la cabeza, liderados por Trump.

Al hablar del tema de negar la ciudadanía estadunidense a los hijos de inmigrantes indocumentados nacidos en Estados Unidos, Trump reiteró su posición con el ejemplo de que mujeres mexicanas que están a punto de dar a luz, cruzan la frontera ilegalmente y después el gobierno estadunidense se hace cargo de esos niños hasta por ocho años.

“Eso es un error… es estúpido”, afirmó.

Todos los candidatos a la nominación republicana afirmaron su compromiso de resolver el tema de la inmigración indocumentada, pero enmarcándola en fortalecer la vigilancia en la frontera con México.

En el debate, los temas de política exterior, especialmente lo que se refiere a Irán y a Rusia, fueron los tópicos más importantes en esta categoría. La situación económica, el aumento al salario mínimo y la creación de empleos fueron los otros temas abordados.

Durante la primera sesión, los participantes fueron Bobby Jindal, Rick Santorum, Lindsey Graham y George Pataki. Para la segunda, que amenazaba con centrarse en hablar de Trump y no de los asuntos de interés nacional, aparte del multimillonario y Bush, participaron Ben Carson, Chris Christie, Ted Cruz, Carly Fiorina, John Kasich, Mike Huackabee, Rand Paul, Marco Rubio y Scott Walker.

Con tantos participantes y tantos temas, los tiempos del debate impidieron a los medios de comunicación estadunidense la declaración de un ganador. Sin embargo, fue claro que la atención del evento político se centró en el magnate.

Con Informacion de PROCESO 

Deja un comentario

Login