La empresa Turing Pharmaceuticals decidió incrementar súbitamente de 13.50 a 750 dólares el precio de Daraprim, un medicamento contra la toxoplasmosis utilizado por enfermos de VIH/SIDA. El alza representa un 5 mil por ciento. Las ganancias, justificó, son para realizar investigaciones de nuevos tratamientos.

Martin Shkreli, director de la compañía farmacéutica que posee los derechos del medicamento colocado en el mercado desde 1953, ante las críticas en redes sociales, este martes ha cedido a bajarlo (sin decir cuánto). También decidió hacer privada su cuenta de Twitter sin antes insultar a los usuarios que lo cuestionaron.

“Acordamos rebajar el precio de Daraprim hasta un punto que sea más accesible y le permita también a la compañía obtener una ganancia, aunque una ganancia muy pequeña”, dijo el empresario de 32 años a la televisora ABC.

El costo de producción de la pastilla es de un dólar según BBC News, sin contar el costo de mercadeo y la distribución.

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que afecta a los pacientes con un sistema inmunológico debilitado, los que han tenido un tratamiento de quimioterapia, recién nacidos o a mujeres embarazadas. Los felinos son los hospederos definitivos.

La farmacéutica GlaxoSmithKline también la comercializó por años. Sin embargo, en palabras de Shkreli, malbarató el medicamento.

De acuerdo con BBC, la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América, la Asociación de Medicina para el VIH y otras instituciones del mundo de la salud pidieron a la compañía con sede en Nueva York en una carta reconsiderar el alza del precio.

“Este costo es injustificable para la población de pacientes médicamente vulnerables que necesitan este medicamento e insostenible para el sistema de salud”, escribieron.

Martin Shkreli, según revelan fotos de la prensa, presume relojes y botellas de vino en su Twitter, actualmente privado.

La política Hillary Clinton, aspirante demócrata a las presidenciales de 2016, lanzó una iniciativa para que las grandes farmacéuticas reserven una porción considerable de sus ingresos a la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos en vez de gastar en campañas de promoción en televisión.

“Quiero  proteger tanto a los consumidores como promover la innovación, y poner fin a la especulación [de precios de medicinas]“, aseguró ayer.

Clinton promete que limitará los costos de los medicamentos fuera del alcance de los bolsillos de las familias. “Tú no tendrás que pagar más de 250 dólares al mes para cubrir los medicamentos”.

Deja un comentario