La policía de Ohio dijo que un hombre estaba ebrio cuando le pidió a su vecino de 9 años de edad que condujera su automóvil a una gasolinera para comprar una salsa de barbacoa  y comer pollo en casa.

Un portavoz de la policía dijo al diario The Advertiser-Tribune (http://bit.ly/1QdIwfa ) que el muchacho condujo al hombre a la estación de servicio la noche del sábado, pero que los empleados no permitieron que el niño llevara al hombre a su casa e informaron a las autoridades de la situación.

La policía dijo que el hombre, de 27 años de edad, trató de manejar a su casa pero que fue detenido por los agentes.

Las autoridades dijeron que las pruebas de sangre del hombre mostraron que tenía un nivel de alcohol de varias veces el límite legal.

Precisaron que enfrenta varios cargos, entre ellos poner en peligro la vida de un niño, conducir un vehículo en estado de ebriedad, negarse a una prueba de alcoholemia en el aliento y conducir pese a tener una licencia suspendida.

La policía informó que el hombre había invitado al niño a cenar y que los padres del menor no sabían que el vecino estaba borracho.

FUENTE: SIETE24

Deja un comentario

Login