El gobierno del estado de Querétaro ve con buenos ojos la propuesta de Enrique Peña Nieto, pues considera la posibilidad de regular, más allá de lo penal, la portación de marihuana.

Juan Martín Granados Torres, titular de la Secretaría de Gobierno, aclaró que despenalizar no es lo mismo que legalizar, por lo que desde el gobierno del estado de Querétaro miran con agrado el decálogo antidrogas que propuso Enrique Peña Nieto, presidente de la República, con el que se elevaría la cantidad de mariguana que puede ser considerada para uso personal, a fin de no criminalizar a consumidores.

En entrevista, precisó que la nueva regulación que traería esta propuesta, implica que portar menos de 28 gramos de mariguana no sería una acción acreedora a alguna sanción privativa de la libertad, sin embargo, la persona tendría que cumplir con ciertos requerimientos que en su momento determinará la Secretaría de Salud, para considerarse lícito.

“Despenalizar no significa legalizar, una cosa es que se despenalizar cierto comportamiento y otra cosa es que este comportamiento se haga absoluta y plenamente lícito, despenalizar en términos de lo que se está planteando implica una regulación de distinta manera a la regulación que hoy se hace por la vía de la justicia penal”, explicó.

El secretario estatal indicó que existen altas posibilidades de que las nuevas disposiciones del decálogo, podría incluir efectos retroactivos para quienes fueron privados de su libertad por haber llevado consigo porciones pequeñas de mariguana, es decir, quienes enfrentaron o están en prisión por esta situación, saldrían en libertad.

Granados Torres apuntó que la gran mayoría de las personas que están en prisión o pagando una condena por llevar consigo pequeñas porciones de mariguana, son mujeres y hombres jóvenes que no rebasan los 30 años de edad, aunque el mayor porcentaje son personas del sexo masculino.

Con Información de Códice Informativo 

Login