Alimentación para fortalecer el sistema inmunológico contra infecciones respiratorias

  • Se recomienda a la población el consumo de mandarina, naranja, toronja y lima,
  • La fruta se debe comer en pieza y evitar ingerirla en jugo, ya que reduce su contenido nutricional.
  • Aumentar el consumo de vitaminas C y A, y beber 2 litros de agua al día.

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro informa que con el fin de reducir el riesgo de desarrollar infecciones respiratorias en esta época de invierno, se recomienda a la población comer de tres a cuatro raciones de frutas con alto contenido de Vitamina C al día, la cual se encuentra en mandarina, naranja, toronja y lima, ya que contribuyen a fortalecer el sistema inmunológico.

 

Lo ideal es comer la fruta en pieza para adquirir todos los nutrientes, además de que aporta una buena cantidad de fibra, necesaria para el adecuado funcionamiento digestivo.

 

Las raciones al día se pueden combinar, por ejemplo, dos mandarinas, una naranja y una lima, o la combinación que prefiera. Esta cantidad es suficiente para proteger al organismo de padecer repetitivos cuadros gripales.

Es común que en invierno los jugos se pongan de “moda”, sobre todo los antigripales. Sin embargo, no son recomendables debido a que al exprimir la fruta pierden sus propiedades vitamínicas, no se aprovecha el gabazo y se requiere mayor cantidad de piezas para obtener un vaso con el néctar.

 

Los especialistas en nutrición informan que para las personas diabéticas se debe cambiar las recomendaciones, pues lo ideal es que coman frutas de bajo índice glicémico como fresa, frambuesa, mora, zarzamora, cereza y kiwi.

 

Para reemplazar el azúcar, la miel es una excelente opción, ya que aporta energía y sustancias que mejoran la salud de las vías respiratorias.

 

También, la cebolla y el ajo son benéficos para nuestro organismo porque cuentan con propiedades antisépticas que eliminan microorganismos y mucolíticas, las cuales, ayudan a la expulsión de moco y auxilian en la recuperación de infecciones respiratorias.

 

Las bajas temperaturas afectan la piel, por lo que resulta necesario aumentar el consumo de vitamina A incluyendo en la dieta: leche, queso fresco y huevo; esto ayudará a evitar la resequedad de la piel y las grietas de los labios.

 

Es relevante que se mantenga el consumo habitual de 2 litros de agua al día, puede ser en infusión o té.

 

Login