MICHAEL KELLY HABLA SOBRE LA QUINTA TEMPORADA DE HOUSE OF CARDS

Después del asesinato de James Miller a manos de dos miembros estadounidenses del grupo terrorista ICO, las campañas presidenciales de Francis Underwood (Kevin Spacey) y Will Conway (Joel Kinnaman) se complican dejando latente la amenaza de guerra en Estados Unidos, un suceso que ya hemos visto en la historia moderna de aquel país a partir del 11-S. Cine PREMIERE habló con Michael Kelly, quien interpreta al fiel Doug Stamper –la mano derecha de Frank– sobre esto y sobre algunas reflexiones más en torno a la quinta temporada de House of Cards que llega al Netflix el 30 de mayo.

Si tuvieras que votar, ¿por quién lo harías, por Underwood o Conway?
Underwood, en un segundo. De ninguna manera votaría por Conway (ríe).

Parece que hay algunas similitudes entre lo que ocurrirá en la quinta temporada y lo que está sucediendo actualmente en el mundo. ¿Crees que es así?

Creo que eso inevitablemente pasa cada año. Escribimos el show con tanta anticipación aunque nadie lo ve. No nos podemos escapar del hecho de que hablamos de elecciones en un año en que en nuestro país hubo elecciones. Siempre ocurre algo en la vida real que coincide con lo que pasa en el programa, pero nunca vamos a recrear los titulares como ocurre en La ley y el orden. Ellos usan una historia real y con base en ella hacen un episodio.

Nosotros no somos así. Al escribir no se está creando el futuro ni se quiere escribir sobre lo que ocurrió el año anterior.

Tal vez se debe a que como seres humanos cometemos los mismos errores a lo largo de la historia…

Sí, claro. Desafortunadamente en nuestro país cometimos uno muy grande [con la llegada de Trump al poder].

En la política se cometen los mismos errores y también se repiten los mismos logros. Siempre habrá una guerra entre los dos partidos [Demócratas y Republicanos].

Al escribir sobre eso seguramente ocurrirá algo específico que casualmente también tendrá lugar en el show.

¿Crees que de alguna manera no planeada el show critique la administración de Donald Trump?

No. Nunca hemos sido una serie que critique o alabe la administración en el poder. Ni siquiera con Obama; no hicimos nada para coincidir con su administración.

No vamos a tomar un hecho y a “golpear” a Trump a partir de las cosas que está haciendo. Además, no soy un guionista, así que es difícil para mí opinar sobre esto, pero no me imagino que comencemos a hacer este tipo de cosas.

¿Piensas que la serie puede crear más conciencia social y política en la audiencia a partir de todo lo que hace Frank Underwood para manipular a sus allegados y mantenerse en el poder?

Tal vez, pero no sé. El show es ficción, habla más sobre el poder y no sobre la política, pero se ambienta en el mundo político.

Creo que Estados Unidos cada vez se ha involucrado más en este tema en los últimos 10 años. Pienso que tal vez inspiró a miles de personas en el país a volverse más activas después de que Hillary perdió contra Trump, porque realmente hay consecuencias si uno no se involucra con el voto.

El porcentaje de votación no fue muy alto, pero estoy seguro que en la próxima elección sí lo será, al menos mucho más. Algunas veces tienes que dar un paso hacia atrás antes de dar uno hacia delante y si el resultado de esta elección puede hacer que las personas se involucren más en la política me parece fantástico. Sería un rayo de luz.

Ahora que mencionas el poder, ¿qué significa para ti? En la serie Frank Underwood dice que es más importante que el dinero. ¿Estás de acuerdo?

Sí, el poder es más importante que el dinero, porque si lo tienes seguramente puedes conseguir dinero. Me parece que es algo que Frank le dice a Remy (Mahershala Ali). Yo no soy una persona sedienta de poder, no lo necesito en mi vida; pero el hecho de que me obsequiaron la oportunidad de interpretar a Doug Stamper me ha dado un poco más de poder en esta industria.

No me refiero a que ahora puedo conquistar el mundo, sino que me ha permitido hacer cosas más grandes en mi carrera. Desde que comenzó House of Cards he podido hacer películas, series limitadas o cualquier cosa.

Gracias a la serie y a lo que he hecho en ella tengo trabajo cada año. Estoy empezando a producir y protagonizar una película independiente y no sé si lo hubiera hecho o si quiera hubiera conseguido el dinero para realizarla sin haber tenido éxito en House of Cards. Para mí significa darle una mejor vida a mis hijos y tener una casa más bonita. Me ha dado la oportunidad de proveer para mi familia de la forma en que soñaba cuando era joven.

Doug es un personaje que ha cambiado mucho y ha lidiado con problemas internos a lo largo de las cuatro temporadas. ¿Qué pasará con él en la quinta?

Cada año hemos hecho un poco más sobre Doug. En la primera temporada había un hombre misterioso, nadie sabía bien qué hacía o quién era. Cada temporada hemos ido pelando las capas de quién es este sujeto. Esta temporada será igual en ese sentido, nos ofrecerán otro vistazo sobre quién es y por qué. Cada año que lo interpreto aprendo más de Doug y la audiencia lo hará también.

¿Cómo definirías su código moral? Es un personaje muy ambiguo…

Oh, realmente ha hecho cosas bastante cuestionables en este año, pero creo que todo lo hace porque piensa que sus razones son correctas. La idea del programa es que las cosas ocurran a favor de un bien mayor. Él cree que se tienen que hacer algunas cosas malas para el mejoramiento de todo el país. No es sólo para mantener a Frank Underwood en el poder. Cree que la población lo necesita. Realmente es fascinante. Es leal al trabajo. No se puede desacreditar que mucho de lo que hace es para ser el mejor en su profesión. Doug no mató a Rachel para salvar su trasero, lo hizo para saber que la administración gubernamental se mantendría en el poder, no era para conservar su trabajo en la Casa Blanca, fue porque creyó que era lo correcto, aunque al final eso mismo lo aniquiló.

Luego de la salida de Beau Willimon –creador del show–, ¿las cosas cambiaron ahora que ya no estuvo involucrado en esta temporada?

A nivel personal, las cosas cambiaron porque Beau y yo somos buenos amigos. Es un hombre con el que pasé la mayor parte del año durante los últimos cinco años de mi vida y con el que cenaba tres veces a la semana. Claro que extraño su voz en la serie. Se tomó la decisión de mantener a todo el equipo de escritores y promover a gente que ya era parte del programa para que continuara con lo que Beau estaba haciendo. Artísticamente se pudo mantener lo que él hizo, porque dejó una base muy sólida para nosotros y se pudo seguir por ese camino. Personalmente extraño pasar tiempo con él.

Con Informacion de Radio79

Login