Momentos que serían mejores en slow motion

Si en este momento te preguntaran cuál ha sido el mejor momento de tu vida, ¿cuál sería? O mejor aún, si te cuestionaran sobre qué quisieras volver a vivir, ¿qué dirías?

 

Si tuvieras que tomar una decisión ahora, sería muy complicado porque seguramente has vivido muchísimos, pero quizá sería la vez que te llevaron serenata, la primera mirada que cruzaste con el amor de tu vida, la reacción del cumpleaños sorpresa organizado por tus personas favoritas o incluso, la vez que caminaste tan libre en el parque mientras el viento soplaba en sentido contrario agitando tu cabello al ritmo de la brisa. ¿Te imaginas qué maravilla hubiera sido capturarlos? Movimiento a movimiento percibiendo a cada detalle, todo tan lento como sea necesario para vivirlo cuantas veces sea necesario sin perderse detalle alguno.

Una fiesta sorpresa
Llegó el día de tu cumpleaños pero no tienes nada en mente, tus amigos ya tienen otros planes y optas por sumar un año sin festejo a la lista. Vas a tu casa y de repente, al abrir la puerta aparece toda tu familia y amigos más queridos gritando “¡sorpresa!”, a la par de gritos y aplausos.

 

El contraste de sentimientos no te deja gritar, llorar y mucho menos hablar, simplemente estás en shock, pero una vez que lo asimilaste piensas en cuánto te gustaría vivirlo de nuevo, pero ahora, en cámara lenta: los gestos, la sonrisa formándose discretamente y la mirada de ver la sorpresa de los globos reventándose uno a uno llenos de colores frente a tu rostro. 

La mascota que tanto amaste
Una mascota no es un simple un animal, pues una vez que le abres la puerta a tu vida se convierte en un miembro más de la familia. A pesar de ello, llega el momento en que deben decir adiós dejando un vacío enorme que sólo puede ser sanado con las memorias que nos regaló desde que era un pequeño cachorro. ¿Qué tal la primera vez que le lanzaste la pelota y corrió tras ella para llevarla a tus manos? ¿Te imaginas qué hermoso sería volver a verlo corriendo tan lentamente que pudieras ver brincar sus orejitas y el pelaje agitado por su inquietud de jugar contigo?

Tu cumpleaños
De todas las fiestas de cumpleaños que has tenido seguro hay una que recuerdas más que el resto, una que sobresale por la magia del instante en que todos se colocaron a tu alrededor para cantar las mañanitas, unir buena vibra y expresarla al ritmo del famoso pastelazo. Aunque en ese momento tenías el rostro lleno de crema y no fue la mejor sensación, ver a todas tus amigas riendo y a ti disfrutando un cumpleaños más es sin duda un momento digno de recordar.

Los mejores pasos
Además de los sentimientos que involucran familia o amigos, son pocos los instantes que guardan el encanto idóneo para vivir en cámara lenta, tal es el caso de un baile, pero no cualquiera, sino uno espectacular que encabece movimientos dignos de ver tan lento como sea necesario para creer que pueden ser posibles, como el Break Dance, ¿te ha pasado?

 

Con Información CulturaColectiva

 

Deja un comentario

Login