El juez suspende el acto a favor del referéndum autorizado por Carmena

La justicia obligará a la alcaldesa Manuela Carmena a anular la cesión de un espacio municipal a un colectivo que pretende apoyar desde Madrid el referéndum independentista catalán. El juez ha suspendido cautelarmente la autorización municipal, según ha podido saber EL PAÍS. El evento había sido organizado por el colectivo Madrileños por el Derecho a Decidir y tenía que celebrarse en el centro cultural Matadero el próximo domingo. La alcaldesa de Madrid sostuvo que la cesión del espacio cumplía con las normativas y abogó por el diálogo ante el órdago independentista. El PP recurrió la cesión ayer.

El Ayuntamiento siempre reiteró que la cesión de la sala de Matadero se había pedido “en tiempo y forma”. La concejal de Arganzuela, Rommy Arce, llegó a considerar en su expediente de aceptación que la consulta catalana goza de “aceptación popular generalizada” y que la promoción de la causa independentista “contribuye al desarrollo social, sin que menoscabe el interés general”. Sin embargo, este martes la justicia ha decidido paralizar la entrega del espacio al grupo filoindependentista al temer posibles incongruencias con los dictámenes del Tribunal Constitucional sobre la ley de referéndum aprobada por el Parlament catalán.

El lunes, el PP responsabilizó directamente a Carmena por la cesión del espacio. “Es ella quien tiene que parar ese acto que incita a la celebración del referéndum. O que llame a los alcaldes de Cataluña y les pregunte sobre las presiones que están sufriendo por no ceder locales municipales para la consulta ilegal”, afirmó el portavoz José Luis Martínez-Almeida. Ciudadanos se sumó al recurso administrativo.

“La justicia ha puesto en su sitio a Carmena con un auto demoledor que le obliga a rectificar”, ha afirmado Martínez-Almeida. El auto, contra el que no cabe recurso alguno y, por lo tanto, es firme, da tres días al Ayuntamiento para alegar lo que proceda. El documento señala que la cesión del local implica “favorecer un acto de apoyo a una consulta convocada por una ley que ha sido suspendida en su eficacia por el Tribunal Constitucional”.

El juez, en concreto, destaca que el referéndum separatista catalán es “ilegal” y, por tanto, “los actos de apoyo al mismo no pueden estar amparados por la actuación del Ayuntamiento de Madrid, ni utilizar locales del que éste es titular”.

El acto público tenía que celebrarse el próximo domingo, bajo el título: En Madrid por el Derecho a Decidir. Consistía “en la intervención de varias personas, lectura de algún poema, proyección de algún vídeo y posible interpretación de alguna canción”, según el expediente, al que tuvo acceso este diario.

La petición para obtener la concesión gratuita de la sala fue formulada por Pedro Casas Álvarez, quien fue el candidato número 41 en la lista electoral de Ahora Madrid. Casas presentó su escrito en representación de la asociación La Comuna, con el objetivo de permitir a otro grupo, Madrid por el Derecho a Decidir, usar ese local del centro cultural Matadero.

Este martes, la alcaldesa ha intentado quitar hierro al asunto: “¿Qué tiene que ver que una persona que en su día estuviera en la lista que se conformó para las elecciones pudiera estar a su vez en una asociación?”, ha afirmado, y ha añadido que el Consistorio tiene “muy claro cuál es la legalidad que impone el Tribunal Constitucional” y siempre se posiciona en contra “de cualquier tipo de ilegalidad”.

Con Información ElPaís

Deja un comentario

Login