Su cerebro quedó expuesto tras destrucción de su cráneo. Médicos dieron con solución de película

Todo sucedió de forma totalmente inesperada. Un violento ataque le hizo perder el conocimiento. Para su desgracia, se encontraba en el borde de las escaleras y rodó azotándose violentamente en el proceso. Cuando encontraron a Francesca Burr en el suelo, la sangre brotaba de sus ojos y orejas. Se había partido la mandíbula, la nariz y su cráneo yacía fracturado en cinco partes.

Los servicios de emergencia llegaron en helicóptero al pueblo de Halford, en Inglaterra, e intentaron actuar con la mayor eficacia, pero la familia fue advertida de prepararse para lo peor. Una herida así de grave probablemente le costaría la vida.
Sin embargo, la profesora, modelo y artista de 27 años acabó por despertar en el hospital un mes después sin recordar quiénes eran las personas que la rodeaban y apenas teniendo consciencia de sí misma.

Pasaron otros 10 meses y luego de tres operaciones importantes al cerebro, la chica que hoy tiene 28 años comenzó a recuperarse. Su memoria terminó ampliamente afectada, prácticamente olvidando lo sucedido en los últimos años.
Sus padres se habían divorciado y su madre tenía nuevo esposo, el mismo que la encontró cubierta en sangre. No tenía idea de cuál era su nombre y le costaba articular palabras. Tampoco reconoció al chico con el que estaba empezando una relación, provocando que rompiesen.

“Levantaron mi piel, abrieron mi cabeza y removieron las partes destrozadas de mi cráneo. Me alimentaron con tubos y me dieron gran cantidad de drogas. Estuve en coma por un mes y mi hermano decía que parecía Frankestein”.

“Levantaron mi piel, abrieron mi cabeza y removieron las partes destrozadas de mi cráneo. Me alimentaron con tubos y me dieron gran cantidad de drogas. Estuve en coma por un mes y mi hermano decía que parecía Frankestein”.

Los doctores lograron llevar las cosas más allá. Para poder resolver el vacío que quedó en la cráneo de Francesca, elaboraron una placa de titanio diseñada con una impresora 3D para que se ajustara de forma apropiada.
Ella asume que nunca volverá a ser la misma, especialmente porque su cerebro está sujeto a una placa de metal mediante tornillos, pero está agradecida de su familia y amigos.

Con Información : Upsocl

About Poder Ciudadano Radio

Deja un comentario