Astudillo desembolsa 2.7 mdp para la campaña publicitaria Orgullo Guerrero

 Sin licitación pública de por medio, el gobierno de Héctor Astudillo Flores pagó dos millones 701 mil 984 pesos a tres empresas encargadas de la producción y difusión mediática de la campaña publicitaria denominada Orgullo Guerrero.

Los recursos para promoción turística fueron adjudicados de manera directa a la cadena Cinépolis y a la productora Chinqueque Films, de Rafael Aparicio, principalmente, y a una tercera empresa con sede en Acapulco denominada Caribe, de Dalton Solís Cabrera.

De acuerdo con reportes oficiales obtenidos vía trasparencia por Apro, el cantante indígena nahua Erasmo Catarino y una persona identificada solo como Jacobo González Cruz también recibieron parte del dinero.

En contraste con ese gasto superfluo, el gobierno de Astudillo ha dejado de lado a miles de damnificados por las lluvias y los sismos de los últimos días. En la entidad se han contabilizado más de 6 mil viviendas afectadas y más de 500 hectáreas de cultivos siniestradas.

La campaña publicitaria Orgullo Guerrero, para promocionar al estado en sus propias ciudades, fue subsidiada con recursos públicos federales destinados para los festejos del centenario de la Constitución.

A principios de agosto, en un acto encabezado por el mandatario estatal en la plaza comercial Perisur de la Ciudad de México y luego en el auditorio del Forum Mundo Imperial del puerto de Acapulco, los promotores de la campaña presentaron en 15 minutos historias de vida de personajes de la entidad.

Los contratos

Los documentos oficiales indican que los recursos federales fueron aplicados en publicidad oficial y ejercidos por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, quien a través de su delegada administrativa Lourdes Leyva Pérez, adjudicó de manera directa 41 contratos, desglosados de la siguiente manera:

La empresa denominada Chinqueque Films AC, propiedad de Rafael Aparicio y del fotógrafo Jerry del Toro, recibieron dos contratos que sumaron 754 mil pesos por la grabación y publicidad de 15 spots televisivos.

La proyección de las cápsulas publicitarias del gobierno de Guerrero se realizó del 4 al 31 de agosto en las salas cinematográficas de Cinépolis de Acapulco y Chilpancingo.

Por esa acción, la empresa comercializadora publicitaria Tik recibió un millón 328 mil 803 pesos, según los informes.

La misma empresa de Cinépolis recibió otro contrato de 61 mil 500 pesos por “la renta del loby, pasillos e ingreso de alimentos” para el evento del gobierno del estado realizado en la Ciudad de México.

Además, una persona física identificada como Jacobo González Cruz recibió 10 mil 904 pesos por la impresión de “dos mil invitaciones” para el espectáculo al que sólo acudieron funcionarios de la administración de Astudillo y políticos de Guerrero y de la Ciudad de México.

González Cruz también fue beneficiado con otro contrato por 73 mil 80 pesos para la elaboración de “tres mil semblanzas” de Orgullo Guerrero.

En tanto, el intérprete de música regional mexicana Erasmo Catarino González Delgado cobró 70 mil pesos por su presentación en el evento en el que se exhibieron los spots publicitarios.

Gasto del programa Orgullo Guerrero.
El cantante indígena nahua, originario del municipio de Xalpatláhuac, en la región de la Montaña de la entidad, también aparece como protagonista en una de las 15 historias de personajes ligados a la escena política, las artes y la cultura oficial en la entidad.

La empresa denominada Profesionales en Congresos y Convenciones del Caribe, de Dalton Solís Cabrera, fue beneficiada con 34 contratos por 402 mil 832 mil pesos por la renta de equipo de audio, lonas, templetes para la prensa y “tótems” con la biografía de personas consideradas “guerrerenses distinguidos”.

Así, el gobierno de Astudillo utilizó más de dos millones de pesos del erario para impulsar una campaña publicitaria que se convirtió en un negocio entre funcionarios estatales y particulares

 

 

Con Información : PROCESO

About Poder Ciudadano Radio

Deja un comentario

Login