Hot News

El régimen va de caída, mientras AMLO va de gira Presidencial

Esta vez, al partir de la costa a la despoblada sierra para cooperar en la cosecha otoñal de los cultivos, por la prisa que le ganó a los asuntos pendientes, olvidé empacar la máquina de escribir o computadora, lo que significó volver, durante diez días, a cuadernos secretos e impublicables, a impedir el comentario público por medio de la presión de un dedo. Además, la falta de esta conexión al exterior lo lleva a uno a permanecer sin noción de los acontecimientos planetarios, como era la existencia antes de las telecomunicaciones, antes de Microsoft. Se trata de la unión armónica con la rutina del trabajo de campo, que permite dedicarse al final de la cansada jornada a la relajación, a la desconcentración de ideas para ver surgir inspiración fresca para de ahí proyectar agradecidos frente a la naturaleza en calma, ante el acontecer de la vida en estado silvestre que impregna de su balance. Contando con esta apreciada fuente materna que siempre da e impacta para bien la salud humana, vuelvo a conectarme.

Después de atender asuntos personales, lo primero que leo es el sitio oficial de MORENA, a ver por dónde andan de gira, qué opiniones se han vertido, después, leo sitios de interés y periódicos. Veo el revuelo que se ha armado porque el binomio Calderón Zavala quiso salirse del PAN, amenaza con inscribirse ahora la eterna panista mujer de la pareja como candidata independiente. No hay que desgastarse tanto señores y señoras, porque no dejará Margarita–como dice Rosy Ramales en el título de un comentario– de ser instrumento del marido Felipe o del PRI o del Poder. En el ámbito de saber gobernar no llega ni a la esquina la esposa de Calderón. No tiene ni idea, ninguna experiencia, y en el fondo, pienso, tampoco escrúpulos.

En plena descomposición, en decadencia el régimen a quien los esposos Calderón tanto como el PRI o coaliciones oportunistas, representan. Mientras MORENA, portando la esperanza para el cambio incluyente y solidario, va de gira sin tregua por variados puntos de la república anotando y acumulando fuerza ciudadana ávida de obtener la justicia que aún no han conocido por causa de la debilidad, del gran desgaste que presenta el Estado de Derecho a lo largo del territorio.

Es tan triste como entusiasta y esperanzador, el arribo de Andrés Manuel a las comunidades, a los templetes sobre las plazas de los pueblos y ciudades de la nación. Porque ésta sufre de una plaga terrible que se llama pobreza extrema. Permanente padecimiento que la sociedad sumisa a dictámenes impuestos no ha podido erradicar. México le duele a AMLO porque está muy cerca de él, lo mira con lupa—no por el rabillo del ojo– para lograr atender las causas provocadas por la negligencia y la corrupción impunes. Le duele igualmente, a cada mexicano consciente que ama su territorio. Pero a pesar de ello no hemos sabido defenderlo, no hemos logrado blindarlo para erradicar la plaga que lo ha acechado, que lo ha afectado, mantenido rezagado. Es decir, aún no hemos logrado emprender ese arduo pero loable camino del cambio verdadero, emprenderlo con convicción, con confianza, porque el pueblo es quien mandará a la autoridad; con cooperación de toda la sociedad en pos de un progreso verdadero que incluya el bienestar común.

El primer empleo formal que consiguió el líder caminante de MORENA recién egresado de la universidad a la que asistió becado, fue el de director del Instituto Indigenista de Tabasco. Así se inició en el camino de la solidaridad humana, en la misión de entablar la lucha contra la desigualdad social, contra la endeble e indigente sobrevivencia en la que resuelven sus días los olvidados pueblos indígenas de México. Se ensalza su cultura, de boca para afuera se declaran tesoro de la nación, pero siguen siendo vejados, abandonados por el presupuesto gubernamental asignado que cada sexenio desaparece de las arcas sin llegar a su destino. Declara el líder tabasqueño durante su gira por comunidades olvidadas del estado de Chihuahua: “Se tiene una gran deuda con los pueblos originarios del país”.  Saben ellos que a partir del año que viene cambiará su situación, no serán anulados como han permanecido con gobiernos federales habidos. Resaltarán sus altos valores, se les otorgarán los servicios, los empleos para una existencia satisfactoria prevaleciendo sus riquezas culturales superiores.

Sólo entonces comenzará en verdad a florecer la nación. A partir de la reivindicación de la deuda que acarrea con la indignidad humana. Que esta sea aceptada para poder ser corregida. Y ya que caiga el régimen en 2018 comenzará entonces una era de paz, de inclusión, de confianza, de trabajo colectivo productivo e inteligente 24/7, hacia adentro y hacia afuera de la geografía.

Fuente: SdpNoticias

About Poder Ciudadano Radio

Deja un comentario

Login