“Pancho Cayagua”, el capo que sólo estuvo 5 meses en prisión

Los archivos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX) identifican a Francisco Javier Hernández Gómez, Pancho Cayagua, como el fundador y líder de La Unión Tepito, junto con su hermano Armando, de quien se sabe está en libertad.

Juntos controlaron la venta de droga, así como el secuestro, la extorsión y el cobro de derecho de piso en todo el sector de Tepito, para después extenderse a por lo menos cinco delegaciones.

A la célula criminal que fundó Pancho Cayagua se le atribuye también el secuestro y posterior ejecución de 13 jóvenes en el bar Heaven, el 26 de mayo de 2013. En esas fechas quedó de manifiesto la ruptura del llamado Cártel de Tepito, pues sus líderes empezaron a dividirse.

Este evento también despertó a las autoridades en cuestión de seguridad en la Ciudad, pues aunque ya se había denunciado el incremento en el consumo de drogas en la entidad y empezaba a surgir el nombre de La Unión Tepito, esta agrupación fue descalificada por las autoridades.

A raíz de esto, los homicidios dolosos incrementaron en las delegaciones Cuauhtémoc, Venustiano Carranza, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Gustavo A. Madero, ya que la célula empezó a fracturarse y los líderes se disputaban todo el corredor de la avenida Insurgentes.

Buscaban expandirse desde la avenida Reforma hasta Indios Verdes y luego incursionar en el Estado de México.

Hernández Gómez fue detenido y encarcelado en agosto de 2016, acusado de homicidio en agravio de dos personas en septiembre de 2005, en calles de la colonia Morelos, barrio de Tepito.

Sin embargo, sólo estuvo cinco meses en prisión, pues el 31 de enero de 2017 Pancho Cayagua regresó a las calles, luego que el Juez 21 Penal del Reclusorio Oriente, Juan Jesús Chavarría Sánchez, lo absolvió del referido delito por falta de pruebas, ya que un interno en el Reclusorio Norte declaró ante el juez que él fue el responsable del doble homicidio que le imputaban al líder del Cártel de Tepito, solicitando entonces el mismo convicto que lo dejaran en libertad.

El juez, al no encontrar las pruebas suficientes, lo dejó en libertad; después el Ministerio Público apeló la resolución e inició nuevas pesquisas en su contra, pero el líder de la organización delictiva no regresó a prisión.

Una vez en las calles, Pancho Cayagua intentó recuperar la jefatura del Cártel de Tepito, lugar que a través de la violencia se apoderó Roberto Fabián Miranda, alias El Betito, con quien inició una disputa en las calles de la ciudad que derivó en más de 100 homicidios dolosos en las zonas de influencia de esta célula criminal.

Los reportes de inteligencia de la procuraduría capitalina apuntan a que el principal sospechoso de esta ejecución es El Betito, sobre quien también pesan por lo menos dos órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio doloso y tráfico de drogas.

 

 

 

Fuente ElUniversal

Deja un comentario

Login