Todo lo que las mujeres siempre se preguntaron de los hombres

Un hombre se encuentra haciendo el amor con su novia. La pasión y sexualidad son evidentes. La cabecera de la cama hace el ruido suficiente para despertar a los vecinos, pero claro, en ese momento no importa; él se encuentra admirando el cuerpo de su pareja, sintiendo el placer y sencillamente alcanzando la petite mort. Tras finalizar, al llegar al orgasmo, su mente alcanza otro tipo de pensamientos. No es mentira, en cuestión de un instante, el cerebro (involuntariamente, hay que reconocer) masculino deja el sexo de lado y tiene cuestiones tan irrelevantes como estúpidas: ¿Juego Xbox y me duermo tarde o mejor descanso? ¿Cuántas ganas tengo de desviarme del camino a mi casa para ir por esa hamburguesa?

Though Catalog sitúa el párrafo anterior como una de las cosas que las mujeres no conocen de los hombres. El cambio instantáneo de pensamiento varía entre hombres pero no se aleja mucho de la realidad. Las mujeres tienen un instinto innato para cuestionar lo que pasa por la mente masculina, pero en nuestra sociedad es mucho más comentado lo que pasa por la mente femenina. Revistas, redes sociales, páginas de entretenimiento y más, siempre enumeran lo que ellas piensan, lo que los hombres no tenemos idea que pasa por su mente y, claro, las dudas que los hombres tienen acerca de las mujeres y que parecen ser interminables. El otro lado de la moneda pocas veces es cuestionado. Los hombres son considerados seres mucho menos enigmáticos, fáciles de entender y  analizar, por eso cuando a las mujeres se les pregunta los problemas que consideran que los hombres tienen, las respuestas pueden ser mucho más extrañas que las de los hombres.

En el sitio Reddit, el usuario /u/artman41 preguntó: “Mujeres, ¿qué problemas tienen los hombres que las confunden?” Los comentarios más votados demuestran que las mujeres tienen grandes cuestionamientos acerca de la funcionalidad del cuerpo masculino en relación a su zona íntima:

“Básicamente tener bolas, en general; me refiero a que se sienten en ellas por accidente. A veces pienso en lo raro que es tenerlas colgando y moviéndose mientras sienten cómo golpean su entrepierna”.

Afortunadamente, los hombres salieron al rescate y advirtieron que sentarse en ellas puede ser muy doloroso, pero también bastante inusual. Así fueron muchas de las preguntas de las mujeres que también recibían respuestas de los usuarios:

“¿Cuál es su problema para orinar después del sexo?”
-El cuerpo se bloquea automáticamente para no orinar sobre ustedes.

“Aparentemente ahí abajo (los genitales) es muy pegajoso”
–Sí, y no hay nada que se pueda hacer al respecto, excepto el talco de bebé.

“¿Así que simplemente tienen erecciones al azar?”
-A veces hay razones obvias y erecciones obvias.
-A veces hay razones obvias y no hay erección.
-A veces hay erección y no hay razón obvia.
-A veces no hay una razón obvia; sin embargo, sí una erección obvia.

Al parecer, la anatomía masculina es una cuestión que intriga muchísimo a las mujeres, pero con el paso del tiempo otras preguntas comenzaron a circular. Sexo, masculinidad e incluso ansiedad fueron parte del interrogatorio hacía el sexo masculino.

“¿En verdad imaginan tener sexo con sus amigas/compañeras de trabajo todo el tiempo?”
–Llega a suceder, pero muchas veces es debido al aburrimiento”.

Otra de las respuestas fue una interesante teoría que establece que para que un hombre no se obsesione con una mujer, su cerebro lo obliga a ver a todas las otras mujeres en situaciones sexuales y así mantener la cordura.

“La mano flotante… ¿por qué?”
–Ansiedad social, falta de habilidades sociales mezclada con la idea de poner a las mujeres en un pedestal en lugar de considerarlas como una persona igual a nosotros. Añade la actitud actual que se tiene sobre el acoso sexual y verás por qué tantos jóvenes se sienten inseguros de si quiera tocar la mano de una mujer”.

“Tal vez terminó debido a la tecnología, pero ¿por qué es tan terrible pedir direcciones?”
-Si no sabemos a dónde vamos significa que no planificamos el viaje. Eso significa que seguramente ustedes sí. Y es posible que prefiramos estar perdidos con la radio encendida dirigiéndonos a un rumbo desconocido.

Esta es una verdad infalible. Los hombres muchas veces no queremos pedir direcciones y esa es la razón. El porqué bajamos el volumen del audio cuando aceptamos la derrota es para prestar más atención al camino.

Estas son respuestas razonables y bastante específicas. Algunas por tabú son desconocidas por muchas mujeres (y por hombres también). La realidad es que las preguntas que las mujeres tienen acerca de los hombres suele variar entre la sexualidad y la masculinidad. Sí, a los hombres también les gusta que las mujeres tomen la iniciativa (sentimental y sexualmente). Sí, cuando un hombre dice que no tiene nada, es probable que diga la verdad. Sí, nosotros también sobreanalizamos ciertas situaciones y movimientos; y no, no somos indiferentes.

Las mujeres pueden tener dudas muy específicas acerca de lo que pasa en la mente y cuerpo de los hombres, y no deben temer preguntar. La sociedad masculina está tan poco acostumbrada a que se le pregunten ese tipo de cosas que con gusto participarían. Así que la próxima vez que algo pase por tu mente, simplemente acércate a tu pareja o al hombre de confianza que tengas en tu vida (porque aceptémoslo, preguntarle a un extraño puede ser bastante incómodo) y resuelve esas dudas.

Fuente culturacolectiva

About Poder Ciudadano Radio

Deja un comentario

Login