“El impacto de los sismos atrasará pagos”: Caja Popular Mexicana

Pese a la contingencia, espera un crecimiento  en su cartera de $2,000 millones y una captación de $3,000 millones.

Entrevistado en el marco de la XX Conferencia Regional Cooperativas de las Américas, Rivera Rivera detalló que, luego de los sismos, 74 de las 462 sucursales de esta socap tuvieron afectaciones y en algunas hubo cierres temporales, lo que significó un atraso en el cumplimiento del pago de los financiamientos.

“En 74 sucursales, de las 462 de la cooperativa, tuvieron efectos por el sismo, incluso varias de ellas estuvieron cerradas. Esto por lógica nos trae un atraso en los pagos”, detalló el director de la socap más grande del país, tanto en activos como en número de socios.

Rivera Rivera agregó que ante dicha situación, la cooperativa implementó esquemas con la finalidad de apoyar a los socios que resultaron afectados por estos desastres naturales y tratar de controlar su cartera vencida.

“Lo que hicimos en este caso fue establecer un programa que tiene que ver con algún tratamiento especial para las personas que estuvieron en esa circunstancia, inclusive abrimos una opción o la posibilidad para que las personas que tuvieron algún daño en sus viviendas, en su patrimonio pudieran acceder a créditos con algunas condiciones favorables entendiendo que no están en la posibilidad de cumplir con todos los requisitos”, explicó Rivera Rivera.

El directivo de Caja Popular Mexicana detalló que sin duda cualquier entidad financiera con presencia en las zonas de desastres podría ver un detrimento de su cartera, debido a la falta de disponibilidad de recursos de las personas afectadas.

“Con los efectos de los sismos, efectivamente ahí nos encontramos con una situación que ya tiene un impacto para las cooperativas financieras, o bancos, en un elemento clave que es la cartera de préstamos. En la medida de que en la cartera comienza el impago por cuestiones de falta de disponibilidad de recursos, en esa misma medida la cooperativa tiene que tomar algunas medidas”, afirmó.

Rivera Rivera abundó que en Oaxaca, donde la cooperativa tiene una fuerte presencia, se podría agudizar más el problema de impago de créditos, debido a que fue una de las zonas más golpeadas por el sismo del pasado 7 de septiembre.

“Tradicionalmente Oaxaca, donde tenemos una amplia presencia, es una zona que aporta bastante tanto en el ahorro como en la solicitud de préstamos y en el cumplimiento de sus obligaciones de crédito. Esa es la zona que nos puede generar un comportamiento diferente (de la cartera)”, indicó.

“Respecto al sismo del 19 de septiembre, se detectaron daños en otras dos plazas, en Puebla y Morelos y estamos esperando un efecto similar (al de Oaxaca). En este momento ya todas las sucursales regresaron a su operación (…) eso es clave porque hemos visto que a través del tiempo, el socio se compromete bastante con Caja y también Caja en estos casos trata de establecer algún programa de apoyo para éste”, opinó.

A pesar de esta contingencia, el directivo confirmó que la entidad opera dentro del margen que se preveía desde inicio del año y espera que se cumplan las expectativas de tener un crecimiento durante este 2017 en su cartera de 2,000 millones de pesos y una captación superior a los 3,000 millones de pesos, además de la incorporación de 155,000 socios nuevos a la organización.

Rivera Rivera refirió que un indicador que preocupa a la entidad es el de la inflación, mismo que se ha mantenido por arriba del objetivo del banco central desde hace varios meses, pues esto también significa un impacto negativo para el bolsillo de sus asociados.

“El impacto para nosotros está en el bolsillo de los asociados. Nuestro mercado no es el de altos ingresos, es el trabajador, el jornalero, microempresario, entonces cuando la inflación es alta (…) ahorra menos y tiene más dificultad para cumplir sus obligaciones”, detalló el directivo de la socap que cuenta con 2 millones 284,000 socios.

EL SECTOR ESTÁ ATRAPADO EN EL PASADO

ADAPTACIÓN A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS, LA ENCRUCIJADA DE LAS COOPERATIVAS

Ixtapa Zihuatanejo, Gro. Ante el desarrollo de nuevas tecnologías, mismas que han llegado a los servicios financieros con el fin de hacerlos más eficientes, las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) viven una encrucijada: o se adaptan a ellas o su viabilidad estaría en riesgo, coincidieron especialistas del sector.

Durante el segundo día de actividades de la XX Conferencia Regional Cooperativas de las Américas, expertos del sector destacaron la manera tradicional de los servicios de una socap, misma que les ha ayudado a estas entidades a tener mayor cercanía con sus socios; sin embargo, la tecnología ha llegado a romper muchos paradigmas dentro del sector financiero tradicional, lo que pondría a algunas entidades en una zona de riesgo.

“Las cooperativas estamos atrapadas en el pasado. Nuestra forma de funcionar como cooperativas está anclada en el pasado (…) hay muchas reflexiones que hacer, sobre los precios, los productos, sobre los canales que ofrecen las cooperativas”, expuso José Luis Blanco, director regional de Cooperativas de las Américas.

Por su parte, Rodrigo Silva, gerente general de Copeuch, la cooperativa de ahorro y crédito más grande de Chile, indicó que ante la velocidad de la tecnología, ninguna industria puede quedarse atrás, y mucho menos la del cooperativismo.

“Está claro que ninguna industria puede alejarse de la digitalización. Nosotros en Copeuch hemos comenzado una estrategia para llegar a lo digital, pues hace dos semanas lanzamos nuestro primer producto digital a nuestros socios (…) aquella industria, aquella cooperativa o sociedad anónima que no desafíe sus modelos de negocio y no entre a la era digital, de verdad que tiene poca sustentabilidad”, explicó el directivo de la cooperativa andina, que cuenta con 700,000 socios.

El directivo de Copeuch indicó que ante la era fintech, las cooperativas de ahorro y crédito tienen que convivir con este ecosistema: “Se tiene que convivir porque evidentemente las estructuras generales de las empresas cooperativas no tienen algunas capacidades y podría ser bastante caro (implementar tecnologías). Al final (para reducir costos) se debe de producir una sinergia importante con las fintech”.

PUEDE HABER SOLUCIÓN EN MÉXICO

Para el presidente de la Confederación de Cooperativas de Ahorro y Préstamo de México (Concamex), César Zepeda Prado, aunque no adaptarse a las nuevas tecnologías significaría para algunas entidades de este tipo un alto riesgo, las alianzas que formen estas organizaciones puede abaratar los costos.

“Hoy la posibilidad de otorgar servicios financieros vía la tecnología permite que ese servicio sea multiempresa, de tal forma que la empresa que ya esté lista para otorgarlo pueda colocarle a esa red otras cooperativas que quieran hacerlo con la misma infraestructura y eso abarata los costos y en eso ya está el sector”, explicó Zepeda Prado.

“En la actualidad —agregó— no hay muchas cooperativas ofertando esos servicios pero en diversos foros ya se ha alertado al sector cooperativo de que la Ley Fintech puede traer mayor competencia de entidades que otorguen crédito vía la tecnología”.

Nota: El economista

Deja un comentario

Login