Hot News

Una mujer paga 52 € por un billete en un vuelo regular y acaba viajando completamente sola

Uno de los problemas más frecuentes y engorrosos a los que se enfrentan los pasajeros al volar en low cost, más allá del overbooking, es la falta de espacio en el interior de la aeronave. Compartimentos superiores llenos, compañeros de asiento excesivamente invasivos, butacas de dimensiones dudosas…

Sin embargo, esto no es lo que experimentó la semana pasada Karon Grieve, una escritora escocesa que viajó de Glasgow a la isla griega deCreta en un vuelo regular de 189 plazas completamente sola. La mujer, que pagó 60 libras (52 euros) por un billete de clase económica de Jet2 Airlines, descubrió a la llegada al aeropuerto que era la única pasajera.

Tras la sorpresa inicial, Grieve embarcó, eligió asiento y aprovechó la ocasión para fotografiarse en la cabina rodeada del resto de butacas vacías. Según describe en el portal de la CNN, la situación vivida durante el vuelo fue algo surrealista, ya que contaba con una tripulación formada por el piloto, el primer oficial y las azafatas pendiente exclusivamente de ella.

En algunos momentos del trayecto confiesa que no pudo evitar la risa, en especial cuando el personal procedió a explicar las normas de seguridad a bordo antes del despegue. La normativa aeronáutica internacional obliga a llevar a cabo esta formalidad en todos los vuelos, con independencia del número de pasajeros, aunque, en esta ocasión, el pasaje se permitió la licencia de dirigirse a la escritora utilizando su nombre de pila.

La aerolínea ha reconocido que si bien es cierto que los últimos vuelos de la temporada suelen tener poco pasaje, no es habitual contar con un único pasajero.

 

 

 

Fuente La Vanguardia

Deja un comentario