IMSS revoca un contrato de hemodiálisis subrogada dos años después de advertírsele de irregularidades

Dos años después de otorgar un contrato de 300 millones de pesos para el servicio subrogado de hemodiálisis a la empresa Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A. de C.V., de la que Códice Informativo documentó diversas irregularidades, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le revocó por irregularidades en la adjudicación.

Decenas de pacientes del IMSS que debieron realizarse sus procesos de hemodiálisis en dicha empresa manifestaron en 2015 que negligencia médica provocó que al menos dos personas fallecieran en las primeras semanas de operación de Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A. de C.V., creada apenas unos días antes de ganar la licitación del IMSS, que en su momento decidió quitarle el contrato a la Clínica Médica Santa Carmen, ubicada en Jurica.

La investigación que en su momento realizó Códice Informativo descubrió que Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A. de C.V. fue creada el 2 de junio de 2015, unos días antes de que el IMSS anunciara que lanzaría una licitación para subrogar el servicio de hemodiálisis.

La licitación LA-019GYR047-T40-201 fue lanzada el 13 de agosto siguiente, y el 1 de septiembre la empresa resultó ganadora; a pesar de que también participó Clínica Médica Santa Carmen, que ya venía dando el servicio subrogado desde años atrás, la ganadora fue la nueva clínica ubicada en Avenida Constituyentes #75, en la Colonia Cimatario, una empresa creada tres meses antes y sin ninguna experiencia en el rubro.

Por si esto fuera poco, Códice Informativo pudo constatar que el 25 de agosto, en pleno proceso de licitación y unos días antes del fallo, la clínica estaba en obra gris.

El periódico Reforma también comprobó que la empresa no acreditó cumplir con requisitos esenciales como el número de máquinas de hemodiálisis necesarias para prestar el servicio, ni análisis bacteriológico ni fisicoquímico del agua utilizada en los tratamientos, ni el visto bueno de Bomberos, y tampoco acreditó la experiencia mínima de seis meses en el personal de enfermería empleado.

Aunque la empresa fue creada exclusivamente para ganar la licitación de hemodiálisis subrogada, y se comprobó desde entonces, el IMSS de todas formas decidió otorgarle el contrato.

El Órgano Interno de Control del IMSS, según reporta Reforma, lleva desde el mes de marzo de 2016 aceptando estas irregularidades en el proceso de licitación y hasta en cuatro ocasiones trató de reponer el procedimiento, pero Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A. de C.V. logró retrasarlo a través de argucias legales.

Finalmente, el contrato de 300 millones de pesos fue revocado y se otorgará un nuevo contrato a favor de Clínica Médica Santa Carmen, que ya ofrecía el servicio, por 165 millones de pesos hasta el 2019.

Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A de C.V. ya ni siquiera aparece como proveedor del IMSS en la página de internet www.compras.imss.gob.mx, en donde sí aparece Clínica Médica Santa Carmen.

La delegación estatal del IMSS en Querétaro, ya con Manuel Ruiz a la cabeza, respaldó a Clínicas Periféricas y Ambulatorias S.A de C.V. en un comunicado de prensa en septiembre de 2016 luego de que la asociación Amigos por la Salud insistiera en las irregularidades y la negligencia médica proveniente de dicha empresa.

 

Fuente Códice Informativo

Deja un comentario

Login