Fiscalía de Guerrero confirma el hallazgo de 14 restos humanos en una barranca de Copanatoyac

Los cadáveres de seis hombres, seis cabezas y dos osamentas fueron encontradas entre el sábado y domingo en un barranco de 90 metros de profundidad en la carretera federal Tlapa-Marquelia del municipio de Copanatoyac, informaron fuentes de la Fiscalía General del Estado (FGE).

La tarde de ayer el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia difundió un boletín de prensa donde confirmó el hallazgo de los cadáveres de seis hombres, seis cabezas y dos osamentas en ese lugar.

La Barranca Honda sobre la carretera Tlapa-Marquelia se convirtió en un tiradero clandestino. Este lugar que se encuentra a más de un kilómetros del crucero que va a la comunidad na savi de Santa Cruz, del municipio de Copanatoyac, tiene una profundidad de más de 100 metros y en el fondo corre un hilo de agua que va a desembocar al río que se forma con otra corriente que baja de La Concepción y Plan de San Miguel, del mismo municipio.
Para llegar a este lugar desde Tlapa es una hora en vehículo, es un paraje solitario situado en medio de curvas de la carretera, aunque cercano a él hay algunos sembradíos de temporal de maíz. Al frente una casita de quien se comenta que el dueño fue asesinado en su interior hace tiempo, ahora abandonada.

Para acceder a este sitio, una manera es llegar al puente vehicular de Santa Cruz y empezar a caminar por el cauce río arriba, al menos así se observaron en las decenas de huellas de zapatos que dejaron sobre la arena del río y los cerros en que caminaron para bordear el río y acceder al lugar.

Las rodadas de llantas de vehículos sólo se vieron al principio porque el agua del río, la arena y las piedras lo impidieron.

En este lugar había guantes de látex blanco tirados sobe la maleza y cubre bocas.
No se observó a ningún agente de seguridad o señalizaciones de precaución que indicara que no se podía acceder al lugar. Se llegó hasta la bifurcación de las dos barrancas, la que se conoce como Barranca Honda y arroyo Cántaro.

Desde ahí hacia arriba se veía pasar a algunos vehículos sobre la carretera Tlapa-Marquelia y algunas aves carroñeras daban vueltas en círculos.

Ayer sólo se vieron pasar dos vehículos sobre la carretera a Santa Cruz y que lleva como destino final a la localidad de Ocuapa. Una camioneta de una constructora que salía de las comunidades y un carro del servicio público que llevaba pasajeros, lo que es muestra de lo solitario del lugar, donde se vieron restos de ofrendas rituales como flores, velas y cigarros.

El acceso desde ahí es difícil por el río porque empieza a ascender entre la vegetación, y la distancia para llegar a la carretera donde entran los carros es larga.

Según las imágenes que circularon del rescate de los cuerpos, los peritos, rescatistas de Protección Civil, policías estatales y ministeriales optaron por sacar los cuerpos sobre el lado de la carretera Tlapa- Marquelia, que es un desfiladero pero es más corto para cargar un cuerpo con cuerdas.

Desde este otro punto de la carretera que los transportistas y lugareños conocen como Barranca Honda fueron rescatados los seis cuerpos, seis cráneos y dos osamentas diseminadas en el fondo, donde la vegetación es tupida, pero a los costados son paredes rocosas con pocos arbustos.

Ahí se vieron huellas del rescate, se limpió la zona de maleza que estaba sobre el suelo, nuevamente guantes de látex y cubre bocas en las orillas, plásticos desde ahí la profundidad de la barranca es más notoria por la formación vertical de las rocas, un pequeño espacio plano en el fondo al margen del hilo de agua que la recorre.
Además parece un lugar que la gente está convirtiendo en basurero, pues se ven muchos desechos plásticos.

Entre este punto y el crucero de Santa Cruz fue encontrado en febrero el cuerpo de un hombre de 50 años, ejecutado a balazos.

En la Fiscalía Regional de la Montaña se solicitó información oficial sobre la cantidad de personas encontradas en el lugar, pero el fiscal Juan Jiménez Romero no se encontraba y atendió su auxiliar, Enrique Borja, quien dijo que se solicitara al área de comunicación social en Chilpancingo.

Podrían ser los cuerpos de secuestrados y reportados como desaparecidos

De manera extraoficial se informó que uno de los cuerpos no tenía la cabeza por lo que podría pertenecer a Vladimir Gómez, quien fue decapitado y su cabeza dejada en el poblado de Atlamajac, de donde era originario, con una cartulina que decía que eso les iba a pasar por ratas y a quien también se vinculó con el asesinato del ex líder Movimiento Ciudadano de Metlatónoc, Arturo Olivera Rivera, pareja de la alcaldesa de Metlatónoc, Celerina Moreno.

Además del cuerpo de otro de sus compañeros señalados en las cartulinas, El Chencho o El Rengo, también desaparecido.

Entre los cadáveres pudieran estar personas desaparecidas o secuestradas de quienes no se sabe nada, ni se ha pedido rescate, y que algunos cuerpos pudieran tener un mes de haber sido asesinados, y los cráneos hasta un año.
Los cuerpos fueron trasladados “en el transcurso del sábado y domingo”

El lunes se informó en las páginas de El Sur que eran cuatro víctimas pero a las 10:30 de la mañana fuentes de la FGE confirmaron que eran 14 cuerpos los que se trasladaron de Copanatoyac a Chilpancingo, y que el Servicio Médico Forense (Semefo) ya hizo las necropsias y pruebas de identificación.

Se detalló que algunas víctimas estaban decapitadas, otras semicalcinadas y otras fueron devoradas por animales.

La FGE informó que los cuerpos fueron trasladados “en el transcurso del sábado y domingo”.

Álvarez Heredia dijo que según la FGE el sábado recibieron un reporte de que en la barranca Arroyo de Cántaro a lado de la carretera Tlapa-Marquelia había un número indeterminado de cuerpos humanos.

Expuso que peritos forenses llegaron al lugar ese día, entre el domingo y la mañana de ayer se encontraron seis cadáveres, seis cráneos y dos osamentas “esparcidos en una extensa área de difícil acceso debido a una pronunciada pendiente y abundante maleza, lo que complicó las labores de ubicación y rescate de los restos humanos”.

Consultado por teléfono antes de las 10 de la mañana el alcalde de Copanatoyac, Francisco Campos Ramírez indicó que él tenía conocimiento del hallazgo de seis cuerpos de hombres “irreconocibles” en dos puntos distintos de la barranca en una zona solitaria, a unos 5 kilómetros del poblado de Santa Cruz.

Afirmó que cuatro cuerpos fueron hallados el sábado por policías municipales que acudieron tras una llamada anónima de un poblador, además que el domingo el Ministerio Público (MP) le informó que se habían encontrado dos cuerpos más y que por la noche el fiscal de la región le informó que seguían “peinando” el área en caso de que hubiera más cuerpos.

 

Fuente SinEmbargo

Deja un comentario

Login