Así se ha quedado España tras tres años de sequía

La sequía que hace tres años sufre España ha dejado huella. Sólo hace falta echar un vistazo a las dos fotografías que ha hecho públicas la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). A la izquierda, la vegetación de la península ibérica a finales de octubre de 2014; a la derecha, la de octubre de 2017. “Los tonos marrones revelan ausencia de vegetación. La diferencia salta a la vista”, puntualizan desde la AEMET.

Técnicamente, lo que muestra la imagen es “la actividad fotosintética”, añaden, “No es que donde en 2014 había árboles ahora no los haya, sino que falta vegetación herbácea por la ausencia de lluvias. Digamos que es otra forma de ver la sequía”.

La imagen se ha extraído mediante “una combinación de los datos del canal visible y del infrarrojo cercano del satélite NOAA-19”. “Nos da una idea del desarrollo de la vegetación. Esto es así debido a que la vegetación absorbe fuertemente la radiación del canal visible, pero refleja fuertemente la del infrarrojo cercano”, agregan desde la Agencia Estatal de Meteorología.

Lo que está claro es que la sequía se agrava. Desde el año 2015 las cuencas del río Duero, Júcar y Segura -ambos situados en el sureste de la península- sufren una sequía prolongada. Y el trasvase del Tajo está paralizado desde el pasado mes de mayo.

Ahora, además, los embalses de España vuelven a estar vacíos. Tanto, que desde hace una década no se registraba una cifra tan baja. El agua de los pantanos representa menos del 40% de su capacidad real. Desde mediados de junio el nivel no ha dejado de descender. Pero todavía hay más: la tendencia es que el porcentaje siga cayendo en picado.

Veinte años de cambios de color en la Tierra

La NASA ha divulgado un nuevo vídeo que muestra 20 años de observaciones continuas de la vida vegetal en tierra y en la superficie del océano, de septiembre de 1997 a septiembre de 2017. En tierra, la vegetación aparece en una escala de marrón (vegetación baja) a verde oscuro (vegetación frondosa); en la superficie del océano, el fitoplancton está indicado en una escala de púrpura (baja) a amarilla (alta).

Esta visualización de la ‘respiración de la Tierra’ ha sido creada con datos de satélites que incluyen imágenes del proyecto SeaWIFS y los instrumentos Visible Infrared Imaging Radiometer Suite (VIIRS) y Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MRIS) de la NASA/NOAA.

 
Fuente La Vanguardía

Deja un comentario

Login