Dafne tiene 16 años, es psicóloga y ya acabó la maestría

A los 13 años se convirtió en la psicóloga más joven del mundo
La joven obtuvo su maestría en Educación con Acentuación en Mecanismos de Enseñanza–Aprendizaje en el Tecnológico Monterrey

Dafne Almazán Anaya, una joven de 16 años de edad, terminó sus estudios de maestría en Educación con Acentuación en Mecanismos de Enseñanza–Aprendizaje en el Tecnológico Monterrey.

La estudiante mexicana se convirtió en una de las pocas personas que cuenta con estudio de posgrado a tan corta edad. Cuando tenía 13 años, obtuvo el récord como la psicóloga más joven del mundo.

Para obtener su grado de maestra, la joven Almazán realizó una tesis sobre los efectos positivos de las Educación Diferenciada en la Enseñanza de Matemáticas para Sobredotados en niveles educativos elementales.

La joven centró su estudio en álgebra básica, ya que en la prueba del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) nacional ésta fue una de las áreas de más bajo rendimiento a nivel elemental .

A pesar de ser una chica superdotada, ella trata de llevar una vida normal junto a sus dos hermanos mayores: Delany y Andrew. Ellos también son jóvenes muy inteligentes, pues terminaron su licenciatura en psicología a la edad de 17 y 16 años respectivamente.

Dafne forma parte del Programa de Potenciación Intelectual del Departamento de Psicología del Centro de Atención al Talento (Cedat).

Su hermano Andrew dirige desde hace varios años las investigaciones científicas del Cedat, que fundaron sus padres, Asdrúbal Almazán y Dunia Anaya, cuando él fue diagnosticado con trastorno por déficit de atención, pues no recibía el trato adecuado en las escuelas.

Andrew Almazán se convirtió en el psicólogo más joven del mundo a la edad de 16 años, pero algunos años después este título le fue arrebatado por su hermana.

Dafne fue diagnosticada hasta los cuatro años como sobredotada, pero desde los dos mostró signos de empezar a leer y escribir sola, por lo que sus padres la alentaron a que continuara haciéndolo.

“Todavía existía la presión social que decía ‘no, a los tres años el niño solo debe jugar’. Pero nosotros le empezamos a ayudar para que aprendiera temas de mi área, de medicina”, declaró Andrew.

Dafne ahora planea estudiar una carrera en Leyes y al acabarla planea hacer otro posgrado.

 

Fuente MientrasTantoEnMéxico

Deja un comentario

Login